Compartir

Por José A. Toribio

Caribbean Digital

Siguen las  iglesias siendo blanco de  los  delincuentes, desconocidos  penetraron a  las capillas de  las  comunidades  de  Guásuma  e  Higuerito, cargando  con inversores, baterías, abanicos, entre otros  objetos de  valor.IGLESIA SAN RAFAEL 2

Representantes de  las  comunidades  de El Higuerito y  La  Guásuma, denunciaron que  los  delincuentes  rompieron puertas  y  persianas para  penetrar a  las  capillas, donde profanaron las  sacristías.

Las  iglesias  de   las  comunidades de  Santa Rosa, Rincón de  Los Jiménez y Bonagua en esa  misma  zona han sido  robadas, algunas de ellas  en más  de  una  ocasión.

Mientras  los  robos  se  incrementan de  manera  alarmante, la vigilancia  policial  es cero, razón por la  que  los  delincuentes se  mueven a  sus  anchas.

También, los  delincuentes  que  mantiene en  un virtual estado de  zozobra  a  esas comunidades, los  que también robaron en el centro de  educativo de Santa Rosa.

 

La  policía  población se  queja del poco  esfuerzo que hacen las  autoridades  policiales  para  frenar  la delincuencia  en estas  trabajadoras  comunidades.

 

Los  robos  son frecuentes en casas  habitadas  en Santa  Rosa, Higuerito, Bonagua, La  Guásuma, Tierra  Dura, entre  otras.

No hay comentarios

Deja un comentario...