Compartir
El periodista francés Romeo Langlois toma vídeo mientras es entregado por las FARC en Colombia. / LUIS ACOSTA (AFP).

Caribbean Digital

COLOMBIA./ A la 1.35 de la tarde, hora local (8.35 en la Península), ha sido liberado este miércoles Roméo Langlois, el periodista francés secuestrado por las FARC hace un mes en el sur de Colombia. Langlois, corresponsal en el país de Canal24 y Le Figaro, fue entregado a una misión humanitaria en la vereda San Isidro de Caquetá, al sur del país. Permanecía en poder de la guerrilla desde el pasado 28 de abril, cuando una unidad del Ejército que él acompañaba fue atacada por guerrilleros del Frente 15 en una zona conocida como La Unión Peneya.

El periodista francés Romeo Langlois toma vídeo mientras es entregado por las FARC en Colombia. / LUIS ACOSTA (AFP).

La misión humanitaria, formada por miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja, la exsenadora Piedad Córdoba y Jean-Baptiste Chauvin, delegado del Gobierno francés, viajó 78 kilómetros por difíciles carreteras durante seis horas desde Florencia, capital de Caquetá, hasta San Isidro, una remota vereda en medio de la selva. Allí, con pancartas alusivas a las FARC, los guerrilleros instalaron una carpa, reunieron a los campesinos y leyeron un comunicado en el que reivindicaron su lucha. Durante el acto fue entregado Langlois, con una herida de consideración en el brazo, pues durante el enfrentamiento resultó herido por un intercambio de fuego.

Según la cadena venezolana TeleSur, que transmitió en directo la entrega del comunicador, Roméo Lanlgois, un periodista de 35 años que lleva 12 años viviendo en Colombia, dijo: “El trabajo de un periodista es cubrir todas las partes del conflicto, la guerrilla, el Ejército… Hay que seguir cubriéndolo, llevar gente al conflicto y a la guerrilla”. “Mi secuestro ha sido politizado por mucha gente”, añadió.

Aquel sábado 28 de abril, Roméo Langlois acompañaba a una unidad antinarcóticos del Ejército para realizar un reportaje sobre la lucha contra las drogas en Colombia. Por la mañana, los militares se encontraron de frente con los guerrilleros y comenzó el enfrentamiento. Durante los combates, según las autoridades, los insurgentes, que no estaban uniformados sino vestidos con sudadera y camisetas blancas, disparaban desde las casas de los campesinos. Se cree que el guerrillero José Ventura Sánchez, alias Wilmer, era el responsable del grupo. En el enfrentamiento resultaron muertos tres militares y un policía.

Fuente: El País

Ahora tres vehículos del CICR devolverán a Langlois a Florencia, y luego será trasladado en avión a Bogotá.

No hay comentarios

Deja un comentario...