Compartir

Santo domingo. En el partido “te quedas-o-te vas” para avanzar a la serie final, sobrevivieron las Águilas Cibaeñas, luego de blanquear a los Leones del Escogido 7-0, apoyados en una magistral labor monticular de Richelson Peña y par de cuadrangulares de Danny Santana.

Con su victoria, las Águilas alcanzan su final número 39 en su historia en el béisbol dominicano y lo hicieron en Santiago, frente a un Estadio Cibao repleto, que poco tomó en cuenta la amenaza de lluvia, que no pasó de ahí.

Fue una blanqueada combinada de tres lanzadores, que permite el enfrentamiento número 21 ante los Tigres del Licey en serie final, que tiene a los capitalinos 11-9 ante los cibaeños. Las Águilas van ahora por su corona número 21 y los Tigres la número 23.

Fue la segunda blanqueada del pitcheo aguilucho en días sucesivos, que la noche anterior despachó a los Gigantes del Cibao 2-0, en San Francisco, producto de dos jonrones y fruto de eso llegó a este partido decisivo.

Peña (2-0) lanzó siete entradas completas de un indiscutible y tres ponches. No esperaba ser el abridor del juego. “Fue todo una sorpresa”, dijo Peña en la transmisión de TV de las Águilas. “Yo estaba en mi casa cuando el pitching coach, Anderson Tavárez, me llamó y me dijo que era el hombre de hoy”, agregó. “Primero estaba medio indeciso porque tenía tres días sin lanzar”, pero le dio a las Águilas lo que su equipo necesitaba. Recordó al exjugador de ese equipo, Tony Batista, quien lo llevaba al Estadio Cibao cuando era un niño.

Las Águilas reservaron al lanzador del año, Peña, para controlar la ofensiva escarlata. Lo hizo de la mejor manera. Peña permitió un doble en el primer episodio, a Manuel Margot, pero luego mantenía el camino cerrado a los Leones, que no se embasaron, sino hasta el séptimo episodio cuando el mismo Manuel Margot se embasó por error del shortstop, Jonathan Villar. Antes de eso, había dominado a 17 bateadores en forma consecutiva. Aun así, dominó los siguientes tres bateadores que enfrentó. Jhan Maríñez, en el octavo y Richard Rodríguez, permitió un hit en el noveno, completaron la blanqueada de dos indiscutibles. El segundo hit lo disparó Chris Roberson, un sencillo al prado izquierdo.

Mientras, Elih Villanueva (0-2), que abrió por el Escogidos soportó 2.1 entradas en las que toleró dos anotaciones, permitió dos indiscutibles, ponchó a uno y dio cuatro boletos.

Para cuando se completó el quinto episodio, cinco lanzadores habían trabajado desde el montículo escarlata.

Las dos primeras carreras del partido se produjeron en el tercer episodio, gracias a tres boletos, un indiscutible y una jugada forzada. Jonathan Villar comenzó con boleto. Junior Lake disparó sencillo al izquierdo. Después de un out, Zoilo Almonte recibió cuatro malas, y eso decretó la salida de Villanueva y vino Carlos Pimentel, que enfrentó a Edwin Espinal, a quien también le dio boleto con el que empujó a Villar. Entró a lanzar Kelvin Marte por Pimentel, para un duelo entre zurdos contra Félix Pérez, quien disparó rodado fuerte por segunda, donde Jordany Valdespín se lució moviéndose a la derecha que forzó en segunda a Espinal para la segunda vuelta de la entrada.

En el cuarto, las Águilas siguieron con su ataque, en el que marcaron tres vueltas. Ronny Rodríguez disparó sencillo al prado izquierdo ante Marte. Después de un out, Villar conectó un doble por el prado central y anotó Rodríguez la tercera. Rafael De Paula entró a lanzar por Marte y ponchó a Junior Lake, pero Danny Santana disparó un cuadrangular entre los jardines izquierdo y central para poner el partido 5-0.

En el quinto se produjo la sexta vuelta aguilucha. Después de un out, Félix Pérez disparó sencillo al central, Johan Camargo fue ponchado y Ronny Rodríguez disparó sencillo que dejó hombres en las esquinas. Christian Bethancourt conectó machucón por tercera, que pifió el defensor Rafael Ynoa, y así anotó Pérez.

En el octavo, Danny Santana conectó su segundo jonrón del juego, ante Raúl Barrón, que lanzaba desde el séptimo episodio.

Para la serie final, las Águilas no contarán con Zoilo Almonte, quien por razones de contrato en Asia jugó ayer su último partido del torneo.

La serie final está señalada para comenzar mañana. La decisión sobre si será un 9-5 o un 7-4 estuvo en discusión en la Lidom.

Source link

No hay comentarios