Compartir

Caribbean Digital

Dajabón.-Las autoridades haitianas fortalecieron las aplicaciones de las medidas para impedir la entrada de productos avícolas dominicanos y los huevos y pollos adquiridos en el mercado binacional eran decomisados y tirados al rio Masacre.Pollos

Los inspectores de Frontera, de Aduana, integrantes de las brigadas sanitarias y policías haitianos decomisaban las pequeñas cantidades de productos que intentaban pasar de contrabando, metidos entre cubetas o debajo de carretas.

La medida generó malestar en los compradores haitianos que pretendían pasarlos hacia Cabo Haitiano y Juana Méndez, al punto que causó enfrentamientos momentáneos y para dispersarlos se hizo necesario hacer varios disparos.

Productos como carne de cerdo y vaca, arenque y salami eran decomisados y tirados en al río Masacre, debido a que se encontraba en estado putrefacción.

Agustín Inazare, quien integra el grupo de las llamadas brigadas sanitarias de Haití, dijo a El Caribe que durante los operativos fueron decomisados una gran cantidad de huevos y carnes.

“Es que no somos perros para que nos quieran vender estas porquerías”, advertía un policía haitiano mientras retiraba un trozo de carne podrida que pensaban llevar de contrabando.

La disputa en que se vieron huevos y pollos en el aire y muchas veces en la cabeza y el cuerpo de algunos haitianos se generó a primeras horas de la mañana en la puerta divisoria colocada en el puente que atraviesa el río Masacre.

Molesto por la decisión del gobierno haitiano de mantener la veda, el presidente de la Federación de Comerciantes de la provincia de Dajabón Freddy Morillo anunció la paralizarán todas las actividades comerciales si el gobierno haitiano no levanta la veda de exportación hacia su territorio.

Propietarios de establecimientos comerciales dejaron sus negocios y se concentraron en las avenidas y calles de Dajabón, pidiendo apoyo para la convocatoria a paro, el próximo lunes, de todas las actividades comerciales en represalia al boicot impuesto por el gobierno de Haití.

A las 11:00 de la mañana se presentó al mercado binacional una comisión de 32 legisladores del país y del extranjero, algunos que pertenecen al Parlamento Centroamericano (Parlacen), para constatar la situación que se vive allí, luego de que el vecino país decidiera prohibir la importación de pollos y huevos desde República Dominicana.

La comisión estuvo compuesta por 16 diputados dominicanos y 16 legisladores de otros países, entre ellos de México, Honduras y Costa Rica.

El diputado, Teodoro Ursino Reyes, fue parte de los que encabezaron la comisión y quien explicó que el objetivo de esta visita es dar a conocer la realidad de dos países que comparten la misma isla y la manera en que tratan de salir adelante.

“El comercio debe ser lícito y la calidad debe ser parte del compromiso que deben tener las autoridades dominicanas y haitianas para que los artículos que les vendamos al país hermano tengan la calidad necesaria al igual que a las que entren aquí”, apuntó Reyes.

La senadora mexicana Mariana Gómez Del Campo Gurza manifestó que se hace necesario trabajar en un plan fronterizo, no solo desde Haití-República Dominicana, sino con países de toda la región, debido a los altos niveles de confrontación que siempre existen.

“Pienso que hay que trabajar entre todos para que la gente tenga mejores condiciones, reconocemos la pobreza que se vive en Haití y el reflejo se ve en la frontera”, expresó Del campo Gurza.

El recorrido incluyó el mercado fronterizo de Dajabón y la Dirección de Aduanas. Los diputados de la zona fronteriza que también asistieron al recorrido pidieron al gobierno dominicano buscar una solución rápida al problema.

Fuente: CitySantiago.com

No hay comentarios

Deja un comentario...