Compartir

 

Junior Lake es felicitado por sus compañeros tras pegar el jonrón 1,000.

La noche del 5 de febrero de 2018 quedará para la historia de la Serie del Caribe. Junior Lake fue el responsable de que ese recuerdo quede grabado en la justa caribeña inaugurada en 1949.

El jardinero dominicano entró al libro de los récords al conectar el jonrón 1,000 en el partido en que las Águilas Cibaeñas (representantes de la República Dominicana) derrotaron 7-1 a Alazanes de Granma (Cuba) en el Estadio Charros de Jalisco de Guadalajara. “No tenía ni la mínima idea de lo que había sucedido”, dijo Lake a la cadena de transmisión mexicana. “Me siento contento de poder venir a apoyar a mi país. Es un orgullo y un honor el poder estar aquí. La gloria es de Dios. Estamos disfrutando este momento”, agregó.

El palo del jugador petromacorisano, en la quinta productor de dos carreras, fue vital para que el equipo dominicano avanzara a las semifinales del clásico caribeño por primera vez desde 2015 de manos de los Gigantes del Cibao.

En el torneo de 2016, los Leones del Escogido compilaron marca de 0-4. Anoche el equipo dominicano jugaba ante México.

El éxito del seleccionado criollo descansa también en jugadores como Edwin Espinal, quien en los tres primeros encuentros ha remolcado cuatro carreras; Abiatal Avelino, Juan Carlos Pérez y Christian Betancourt registran seis imparables cada uno; Luis Valenzuela es uno de dos jugadores que han conectado de triple, y Lake, quien comanda el liderato de robos, con tres.

Mientras que Bryan Evans y Francisley Bueno lideran la parte monticular dominicana, ambos con récord de 1-0. Evans viene de ponchar a ocho en siete entradas.

República Dominicana buscará hoy avanzar a la final del clásico caribeño por vez primera desde que los Leones del Escogido ganaron la serie en la justa de 2012.

Dominicana jugará hoy a las 10 de la noche

Anoche, la República Dominicana jugaba a segunda hora ante México. El partido revestía de mucha importancia para los del “patio”, debido a que si ganaban terminarían en primer lugar y se enfrentarían a Venezuela a las 10:00 de la noche. A las 4:00 p.m. jugarían Puerto Rico y Cuba. Si Dominicana perdía, se mediría a Cuba a las 10:00 p.m., y Puerto Rico chocaría ante Venezuela a las 4:00 p.m.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...