Compartir
Sede de la Policía Nacional en Puerto Plata. Archivo.
Caribbean Digital
PUERTO PLATA, RD./ La Policía acusó este viernes a la esposa y un hijo de esta de tener responsabilidad directa en la muerte de un hacendado, incluyendo un menor de 14 años de edad, los cuales fueron asesinados durante un asalto que desconocidos llevaron a cabo hace varias semanas en la comunidad de Pata de Gallina del distrito de Sabaneta de Yásica de la provincia de Puerto Plata.
Sede de la Policía Nacional en Puerto Plata. Archivo.
De este hecho de sangre en el que resultaron muertos el hacendado Plinio Morales Martínez y su hijo menor Job Morales, están responsabilizados quien fuera su esposa, Ana Teresa Núñez Beard y su vástago Jesús Rolando López Núñez.
De inmediato ambos fueron detenidos por disposición de la junta de oficiales que investigó este caso.
El vocero de la Dirección Regional Norte de la Policìa Nacional, coronel licenciado Jesús Cordero Paredes, reveló que con relación a este caso fueron apresadas y serán sometidas a los tribunales de justicia otras tres personas, entre ellas Raymundo De Jesús Sánchez Murray, Johan Carlos Caraballo y un menor de 17 años, cuyo nombre se omite por razones legales, el cual alegadamente hizo los disparos que segaron la vida a dicho hacendado y su hijo.
La institución del orden público de la regional Norte dirigida por el General Pablo Roberto Almonte Morales,  informó que las investigaciones de ambos crímenes que ocurrió el 26 de junio último, estuvieron a cargo del sub director de Investigaciones Criminales, teniente coronel  Roberto Salcedo Santos y el Procurador Fiscal Adjunto, doctor José Martínez Montán.
El vocero policial en Puerto Plata Cordero Paredes dijo que tan pronto estas personas cometieron dichos crímenes, incluso fueron contratados por la esposa de dicho hacendado, incluyendo su hijo, por la suma de RD$35,000.00, cargaron con una escopeta calibre 12 milímetros, la cual días después negociaron en un punto de drogas en el municipio de Licey al Medio, Santiago, donde fue recuperada por la Policìa Nacional.
Incluso, el menor a quien sus compañeros de andanzas delictivas acusan de haber disparados contra ambas victimas, fue apresado en el municipio de Moca, portando ilegalmente una pistola Brownig nueve milímetros, por lo que de inmediato quedó detenido y en unos interrogatorios a que fue sometido admitió que participò en este hecho de sangre.
Incluso, esta pistola dio positivo en el examen  de balística con unos casquillos que ocuparon los oficiales en la escena del crimen, los cuales están marcados con el número 245PK15762, incluyendo la escopeta calibre 12 número L2355619, propiedad del hacendado asesinado.
Estas personas que participaron en el hecho de sangre se reunieron varias veces en la ribera del rio de Jamao para planificar la muerte de dicho hacendado, según dijo uno de los investigadores policiales a los periodistas.

No hay comentarios