Compartir
Fotograma del vídeo con abusos y ejecuciones grabado por un grupo de rebeldes sirios.

Caribbean Digital

 

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Rupert Colville, ha informado hoy de la apertura de una investigación en el seno de la organización para verificar la autenticidad de un vídeo colgado en la Red en el que supuestos rebeldes sirios ejecutan de forma sumaria a un grupo de hombres vinculados al régimen en Saraqeb, ciudad de la provincia de Idlib, en la franja oriental de Siria.

Fotograma del vídeo con abusos y ejecuciones grabado por un grupo de rebeldes sirios.

El principal grupo activista fuera del país, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, ha informado de que las ejecuciones, precedidas de “abusos” contra los detenidos, fueron llevadas a cabo tras una emboscada en el control militar de Hmeisho.

El Ejército Libre de Siria (ELS) ha denunciado la matanza y ha prometido castigar a sus autores.

“Hasta ahora no sabemos quiénes han cometido estos actos”, ha manifestado a la agencia Efe el número dos del ELS, Malek Kurdi. El primer comunicado difundido en Facebook por el OSDH, que recoge información de activistas en el terreno, culpó -y esto es algo poco habitual- a “combatientes rebeldes” de la muerte de al menos ocho soldados del régimen de Bachar el Asad. Poco después, la organización responsabilizó a Jabat al Nusra, grupo radical ligado a Al Qaeda, nacido tras la revolución de marzo de 2011 y responsable de varios atentados en las ciudades de Damasco y Alepo.

 

A falta de que una fuente independiente verifique la autenticidad del vídeo, subido ayer a YouTube, lo que las imágenes muestran es a un grupo de rebeldes con chalecos de camuflaje y armados con fusiles automáticos. A priori, las vestimentas y disposición de los milicianos no dista de la de los miembros del ELS que controla grandes partes de la región noroeste de Siria. Algunos de los reos, apilados en grupo, visten ropa de camuflaje, mientras otros llevan ropa de paisano, por lo que, si bien puede haber soldados regulares, entre ellos también se encuentranshabiha, matones a sueldo del régimen al cargo de las misiones más sangrientas de la represión contra los alzados. Así es además como uno de los rebeldes identifica a una de las víctimas en un segundo vídeo, grabado tras la ejecución sumaria. Amnistía Internacional ha señalado que si las imágenes son buenas, lo ocurrido en Saraqeb constituye un “crimen de guerra”.

Tanto grupos activistas como la ONU calculan que al menos 28 soldados han sido abatidos por rebeldes en controles militares alrededor de Saraqeb. Esta ciudad, cuyo control ha reclamado precisamente hoy el ELS, esta situada al norte de Maaret al Numan, localidad bombardeada por la aviación siria el pasado 18 de octubre con un balance de al menos 40 muertos. Las dos ciudades son de vital importancia en el frente abierto entre ambos bandos por el control de la carretera que conduce de Damasco a Alepo y a través de la que el régimen transporta a las tropas de reemplazo.

Elpais.com

No hay comentarios