Compartir
En un recorrido por el lugar se observó el grave deterioro de las estructuras con fisuras en las paredes y gran porción del cielo raso desplomado.

José A. Toribio

Caribbean Digital

SANTIAGO, RD- Al borde del colapso se encuentra en el área de la Morgue del hospital Regional José María Cabral y Báez, debido a las numerosas filtraciones que amenazan con destruir toda la infraestructura, donde ya médicos, personal de enfermería y camilleros no soportan la contaminación y el deterioro generado por la humedad.

En un recorrido por el lugar se observó el grave deterioro de las estructuras con fisuras en las paredes y gran porción del cielo raso desplomado.
En un recorrido por el lugar se observó el grave deterioro de las estructuras con fisuras en las paredes y gran porción del cielo raso desplomado.

En un recorrido por el lugar se observó el grave deterioro de las estructuras con fisuras en las paredes y gran porción del cielo raso desplomado.

Desde la parte superior se observa cómo caen las gotas y han deteriorado el chirro dejando expuestas varios charco de aguas, el cual se la hace difícil trabajar.

“Aquí hay que lidiar a diario con los hongos colonizados en el cielo raso, así como en paredes y demás espacios, también con la gran cantidad de pozo de agua, así con olores fétidos producto de la humedad” expresaron empleados quienes no quisieron identificarse.

Mientras tanto, cada vez que llueve es necesario colocar cubetas y otras vasijas para aparar el agua que cae en esta aérea, lo que implica que existe una amenaza constante a la salud de quienes acuden a buscarla, expresaron.

La humedad ha dejado el techo desconchado y cada rato los pedazos de recubrimiento caen encima por lo que deben tener sumo cuidado de que el techo no nos caiga encima algún día.

Datos a ofrecer

23 de julio de este mismo año, el Ministerio de Salud Pública y la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado iniciaron los trabajos de remodelación, reforzamiento estructural y reequipamiento del Hospital Regional José María Cabral y Báez, centro vital de asistencia a pacientes de Santiago y toda la región Norte, con un costo aproximado de 2,200 millones de pesos.

El ministro de Salud Pública, doctor Freddy Hidalgo Núñez, y el ingeniero Miguel Pimentel Kareh, director general de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE), resaltaron la importancia que tiene la remodelación del centro asistencial público para el mejoramiento de la calidad de los servicios médicos que allí se ofrece a los pacientes.

No hay comentarios

Deja un comentario...