Compartir
El presidente Danilo Medina. Archivo.

Por José Reyes Martínez

 Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./Uno de los aspectos importantes que define la personalidad del estadista y dirigente Danilo Medina, ciertamente, se sustenta reconocer y valorar en su justa dimensión la noble virtud  de ser leal en las distintas circunstancias y los quehaceres de la vida de los seres humanos.

Danilo Medina, presidente electo. Archivo.

El nuevo presidente de  la República, en el asunto de la lealtad de su gente y de su equipo, siempre ha puesto su mejor atención porque le permite cohesionar con confianza y certeza, la visión  de nación a la que se ha comprometido implementar en la República Dominicana.

En ese sentido, el ciudadano presidente que se instalará  el próximo 16 de agosto, cree en que los objetivos y la capacidad de gestión  que se les  plantean a los hombres públicos se llevan a cabo con el apoyo de hombres y mujeres  leales,  comprometidos y enfocados en los mejores valores que demanda la nación.

Es por  esas virtudes de lealtad, compromiso y capacidad de trabajo, que el alto dirigente  del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en la ciudad de Santiago, Monchy Rodríguez, se ha ganado espacios  de credibilidad  y  confianza  con el nuevo presidente de todos los dominicanos.

La lealtad y el compromiso que los hombres públicos asumen sus los pueblos son herramientas conceptuales que coadyuvan en la dirección y la ejecución de los sueños y los proyectos que los líderes han planeado  ejecutar con  la eficacia y la identidad del equipo que le acompaña.

Esta es una  importante  etapa de la vida de la nación. Pues,  todas las señales nos indican que será cimentada en la concertación con las fuerzas sociales, y conducida con la experiencia de Estado, los conocimientos técnicos y la sensibilidad  social de Danilo Medina.

Un estadista que cuenta con el apoyo de un apartido cohesionado,  como el PLD,  y propuestas de gobierno optimistas y viables,  y que fue  elegido por los electores  para orientar la esperanza, la justicia social y la equidad en la mayoría de los dominicanos.

Lo que significa que el equipo de gobierno que acompañará al nuevo presidente en las exigentes tareas de la nación  tiene en Monchy Rodríguez la lealtad, la confianza y el compromiso que  en toda su vida  política sabido  desplegar el  reconocido ciudadano y dirigente  del PLD, en la ciudad de Santiago. 

El autor es periodista

No hay comentarios