Compartir

 José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

El asesino de Miguelina salió de la cárcel tras pagar una fianza.

Santiago, República Dominicana.- La justicia de este país no solo está fallando, sino que está provocando, con sus malas acciones, que personas como Miguelina Martínez, de 31 años de edad, sigan desapareciendo físicamente.

Fiscalía de Santiago. Archivo.

Este domingo 30 de septiembre de 2012, ocurrió en el sector Pueblo Nuevo, de aquí, un hecho lamentable.

A Miguelina, madre de 4 hijos, dos procreado con su agresor, Jonathan de Jesús Minaya Torres, de 29 años, era una de esas mujeres que tanto llamado hizo para que no la mataran.

Pero su pedido no encontró respaldo y hoy está en el cementerio. Fue asesinada a cuchilladas por su marido.

El hombre que mató a Miguelina salió de la cárcel a solo cinco días después de haber maltratado a la dama. Fue puesto en libertad porque su padre pagó la fianza.

El procurador general, Francisco Domínguez Brito, calificó de injustificable y como un fallo del sistema de justicia el haber dejado en libertad bajo fianza a Jonathan de Jesús Minaya Torres.

La reacción del funcionario es entendible, pero ya es tarde para reflexionar. Ya Miguelina no respira, mientras sus hijos y demás familiares lloran su partida.

Ojala, que por negligencia de las autoridades, otra Miguelina no vuelva a desaparecer por las manos criminales de un hombre ni por las manos de cualquier otra cosa llamada persona.

No hay comentarios