Compartir
Crisman Mercedes Mercado Polanco

Crisman Mercedes Mercado Polanco

Especial/Caribbean Digital

Atrévete a sumergirte en la magia de la ternura de los niños.

SANTIAGO, RD.-Los niños son el regalo más preciado que puede recibir una persona, son rayos de luz que llegaron a nuestras vidas para iluminar nuestros días oscuros.

Crisman Mercedes Mercado Polanco
Crisman Mercedes Mercado Polanco

Cuando recibes la sonrisa de un niño recibes energía para seguir, cuando lo abrazas sientes la magia del perdón, cuando le das un beso se van las preocupaciones y el día se ve diferente, es como el motor que te impulsa, te motiva a seguir.

Todos buscamos alegría, felicidad y riquezas y podemos encontrarla en cada niño que nos rodea, pero estamos tan afanados buscando su bienestar, que sin darnos cuenta apagamos su alegría y la nuestra.

Abre tu corazón y déjate contagiar de la chispa del amor que se transmite en la mirada de un niño, únete a esa fuente y navega por ese universo de creatividad, ternura, imaginación, fortaleza, espíritu de perdón que existe en su mundo, date esa oportunidad y notarás diferencias en tu vida, en la sociedad y en el país y no olvides que ellos no piden mucho, sólo anhelan cariño, respeto, amor, comprensión y un poquito de tu tiempo, pero que sea de calidad.

Si logras hacer un aporte significativo en la vida de alguien, para que éste pueda caminar por el sendero de la verdad, la integridad y justicia, ya estás listo para disfrutar la fuente de la felicidad.

Pruébala y dile a tu hijo te amo, eres importante. Haz una acción benéfica por un niño, sé sabio y disfruta del amor de los niños.

La autora es psicóloga

No hay comentarios