Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD.-  Antes de explicar sobre la disfunción endotelial debemos saber que el endotelio es una capa que está en la parte más profunda de los vasos y el corazón de los mamíferos, pero no es una simple barrera, tiene funciones muy importantes -por eso se ha establecido que es un órgano, cuyas células se llaman endoteliales- como la de producir óxido nítrico un potente vasodilatador, funciona como un sensor para el control de la presión arterial, si se produce mucho óxido nítrico la baja y si se produce poco la sube.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Es un antagonista de la angiotensina ll, un potente vasoconstrictor.   También ayuda en la creación de vasos  nuevos para tratar de suplir la función de los que se obstruyen o dañan.  Evita, además, que se formen coágulos y por tanto previene la trombosis, previene el infarto agudo al miocardio y los accidentes cerebro-vasculares de tipo trombótico.

 

La disfunción endotelial es cuando este órgano no realiza o hace de manera deficiente su función.  Esto trae el deterioro de todas las acciones mencionadas en el párrafo anterior.

 

El endotelio tiene factores de relajación y factores de constricción vascular.  Si funciona bien evita la arterioesclerosis y la ateroesclerosis porque no permite la acumulación de grasas en su estructura ni deja que se endurezcan los vasos, los mantiene funcionando y respondiendo al óxido nítrico.  Hay vasos muy sensibles a la disfunción, como los coronarios y los grandes vasos.  Existen otros que, todo lo contrario, casi no se afectan por esta situación como la arteria braquial y la mamaria interna.  Es como si tuvieran un mecanismo protector que los libera de esta posibilidad.

 

La endotelina e hipertensión arterial.

 

Se ha dado mucho valor a la sustancia llamada angiotensina ll en la producción de la hipertensión arterial por ser un vasoconstrictor potente y hasta se han elaborado fármacos para el manejo de este mal cuya acción es bloquear una enzima convertidora de esta sustancia con el objetivo de lograr que la presión arterial no suba, son los medicamentos conocidos como inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA).  Es muy probable que el medicamento que usted tome para bajar la presión sea uno de éstos.

 

Por otro lado, son muchas las evidencias científicas que demuestran la acción de la endotelina, otra sustancia producida por el endotelio y con efecto contrario al óxido nítrico.  Es decir, que tiene gran capacidad para producir contracción de los vasos, diez veces más potente que la angiotensina ll, que se creía el más potente vasoconstrictor que existía.  Según afirma Vicente Estrada Pérez, en una investigación hecha en pacientes con daño endotelial titulada, Endotelina, un Nuevo Péptido Regulador Cardiovascular, presentada en la Universidad Complutense de Madrid en el año l993, donde comprobó que la inyección de endotelina en un tejido humano produce vasoconstricción rápida de los vasos del mismo.  Esto contribuye de manera significativa a la elevación de lo niveles de presión arterial.

 

Otros estudios citados por Vicente Estrada Pérez, igual que éste, muestran la relación de la endotelina con la producción de muchas enfermedades como la hipertensión arterial esencial, trastornos inflamatorios, problemas de fibrosis, cáncer,  infarto agudo al miocardio.  Entre estas investigaciones es importante destacar la realizada por Shichiri M, Hirata Y, Ando K y alumnos, sobre hipertensión arterial esencial donde determinaron niveles plasmáticos de endotelina altos en pacientes afectados de este problema.  También los trabajos de Stewart D J, Kubac G, Costello KB y alumnos demostraron en el l991, la existencia de un aumento de la endotelina en pacientes que habían sufrido de infarto agudo al miocardio en las primeras horas de instalado el cuadro.

 

Así como hay una enzima convertidora de angiotensina (ECA), se ha descubierto que hay otra llamada enzima convertidora de endotelina (ECE).  Por eso se están utilizando mucho y con buenos resultados para el tratamiento de la hipertensión arterial los inhibidores de esta enzima (ECE).  Se espera que los productos que deben marcar las rutas para el tratamiento de esta enfermedad sean los que tengan como mecanismo de acción la inhibición de la ECE.

 

No hay comentarios