Compartir

Era inevitable que, en un día tan importante para el futuro de Cataluña -y de España-, las miradas se posaran sobre Gerard Piqué. Y el futbolista catalán dio una lección al reprochar, vía a Twitter, a los miembros del Parlament una actitud muy poco correcta con lo que había en juego.

El central se refería, ni más ni menos, al uso de los dispositivos móviles durante la sesión en la que Carles Puigdemont declaró la independencia para, ocho segundos después, suspenderla.

“Lo siento, pero es una vergüenza que muchos de los presentes en el Parlament estén con el móvil mientras se está decidiendo el futuro de Cataluña”, eran las palabras del futbolista

Estas encontraban la respuesta del exárbitro Rafa Guerrero.

Piqué le contestaba que no era lo mismo, que los políticos cobraban por estar allí, en su puesto de trabajo.

Seguro que también te interesa…

Así es Marcela Topor, la mujer de Carles Puigdemont

Los famosos opinan sobre Cataluña

Gerard Piqué en cinco polémicas

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...