Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD./  A la hora de sentarnos a comer a nadie le pasa por la mente pensar en la cantidad de proteína que debe tener nuestra alimentación y menos en la calidad que debe tener este nutriente para mantenernos en salud.  Tampoco pensamos en ella cuando preparamos los alimentos.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

Comer es un hábito y como tal no usamos o usamos muy poco el razonamiento para hacerlo.  Por esa razón muchas veces concurrimos a la mesa a una hora determinada porque es la señalada por la tradición para reunirnos a comer, pero lo hacemos con frecuencia sin tener hambre, sólo por cumplir con el hecho de que todo el mundo en la casa está en esa disposición.

Cantidad de proteína requerida.

Cada alimento debe estar presente en una proporción correcta respecto a la composición de la comida que consumimos cada día.  En el caso de la proteína, según lo planteado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad debe ser entre 10 y 15 por ciento del total de la comida.  Esto es fácil de entender si tomamos en cuenta que usamos cuchara para medir, pero puede ser cualquier unidad de medida.  Lo que significa que de cada diez cucharadas de comida que haya en un plato debe haber de una a una y media de proteína.

Contenido de proteína por cien gramos de alimento.

La leche de vaca tiene menos de 4 gramos, el queso no pasa de 9, el huevo no alcanza los 14, el pescado no llega a 23 gramos en el mejor de los casos.  La carne no pasa de 21 gramos.  El pollo, por ejemplo, a lo más que alcanza es al 20 por ciento, el cerdo no pasa de 19.  Sin embargo, la semilla de auyama tiene 72 gramos por cada 100 de peso, la soya 38 y la flor del sol 27.

Calidad de la proteína que comemos.

Al estómago no le importa la cantidad y menos la calidad de los alimentos que consumimos y la proteína no es la excepción.  A este órgano sólo le interesa estar lleno, no importa de qué y si no es así protesta produciendo dolor y mandando la señal al cerebro de que faltan alimentos.  Usted puede darle proteína de origen animal o vegetal y no hay inconvenientes.  Esto es verdad, pero es mejor si consume un mayor porcentaje de origen vegetal porque ésta aporta fibra y en el caso de las legumbres (soya y otros frijoles) dan mas cantidad  de proteína que la animal.

 

¿Por qué la proteína debe estar en la proporción correcta en la alimentación?    

Las proteínas son parte de las estructuras que sirven de soporte a los tejidos de nuestro cuerpo.  También constituyen las inmunoglobulinas que juegan un papel importante en las defensas del cuerpo.  Están presentes en la sangre, los huesos, la leche, los músculos, los dientes, la piel y en todos los órganos de nuestro cuerpo.  Es importante consumir suficiente cantidad de proteína porque sin ella el organismo humano no puede realizar sus funciones.

No hay comentarios

Deja un comentario...