Compartir
Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

 Dr. Arcenio Estévez Medina

Especial/Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD./La bilirrubina es uno de esos pigmentos que están en la naturaleza no sólo para impregnar de belleza con su atractivo color a los organismos que los contienen sino para, además, cumplir con una función importante.

Dr. Arcenio Estévez Medina. Archivo.

La bilirrubina se produce cuando el glóbulo rojo muere -sea porque cumplió con su ciclo vital o por cualquier otra razón- y es un producto de la hemoglobina, un pigmento que da el color a esta célula.  La bilirrubina se forma en el hígado y circula por el torrente sanguíneo

El ser humano común se da cuenta de que este colorante existe cuando ve a una persona con un tinte amarillo en su piel, conjuntiva y paladar.  Sin embargo, todos tenemos bilirrubina en nuestros cuerpos y sólo se produce dicha coloración en la piel cuando ésta alcanza niveles sanguíneos que superan a los establecidos como normales.  Aprovecho para aclarar que la simple presencia de este color en la tez no es un indicador de que haya una elevación de sus parámetros.  Cuando comemos alimentos con beta caroteno en exceso, como lechosa, mango, aguacate y auyama, podemos presentar una piel amarillenta y no están altas las cifras de bilirrubina. Por eso debemos decir que el color amarillo de la piel debido a la elevación de la bilirrubina se llama ictericia.  De lo contrario tenemos una elevación del caroteno.

Se conoce como bilirrubina no conjugada o indirecta, a la que se mueve por la sangre y va hacia el hígado donde es convertida en conjugada o directa, condición que la hace soluble en agua para ser almacenada en la vesícula biliar y después excretada, en mayor cantidad, por la bilis a través de las heces, a las que da el color característico.  Ambas bilirrubinas se miden en la sangre y la suma de ellas da como resultado en el laboratorio clínico a la bilirrubina total.

ENFERMEDADES QUE CURSAN CON ICTERICIA

La ictericia no es una enfermedad, es un signo y por tanto cuando lo encontramos en una persona debemos investigar su causa para tratar el problema desde su origen.  Pasemos a revisar algunos trastornos que pueden cursar con esta manifestación clínica.

Entre estos problemas de salud tenemos las hepatitis de cualquier tipo u otro trastorno capaz de producir daño en el hepatocito (principal célula del hígado).

También se presentan con ictericia los trastornos que producen obstrucción de las vías biliares, como es el caso de la presencia de piedras y tumores en las mismas.  Así como también la cirrosis hepática y muchos daños al hígado causados por el consumo de medicamentos.

En las anemias en que hay un aumento de la destrucción normal de los glóbulos rojos, como la falcemia, por ejemplo, también podemos encontrar elevación de la bilirrubina.  En los recién nacidos, por diferentes razones, se suele presentar ictericia y hay que investigar hasta encontrar la causa para aplicar el tratamiento correcto.

Lo más importante de todo es que cuando tengamos a una persona con ictericia no podemos quedarnos en la casa con el enfermo y lo que debemos hacer es llevarlo de inmediato al médico para que inicie el proceso de estudio del caso y le busque pronta solución.

No hay comentarios