Compartir
En Santiago hay basura en las calles. Foto de archivo

Por Nelson Peralta

 Especial/Caribbean Digital

 Piden se declare  municipio“estado emergencia”.

 La basura “ahoga la ciudad”, de Santiago porque evidentemente la Alcaldía no tiene respuesta a la demanda   de un servicio eficiente que pueda descongestionar el municipio de los desperdicios que produce, por lo que debiera declarase el “estado de emergencia”.

En Santiago hay basura por todas partes. Foto de archivo
En Santiago hay basura por todas partes. Foto de archivo

Ya, por lo menos una parte de los regidores, los de mayor compromiso con la ciudad y menos dependencia del alcalde Serulle, han pedido que nuevamente se declare la emergencia sanitaria.

Vertederos improvisados que dan pena se ubican por ejemplo  frente a la Alianza Francesa, calle paseo de los periodistas, frente al Codia, Entrada de Pekín, Entrada Nibaje, Arroyo Hondo.

También en sectores como La avenida Fello Vidal, Villa Olga, cerca del parque, calle próximo al Centro de Alabanza del Embrujo primero y otras, lucen abandonadas.

Recientemente, Rafael Cruz, quien es el presidente del Concejo de Regidores, calificó el panorama de insalubridad que vive Santiago por el cumulo de basura, como una “vergüenza”.

A pesar de las preocupaciones de los ediles opositores, el s índico Serulle, parece no sentir la misma opinión, porque sigue tomando medidas desatinadas.

Santiago está repleto de basura por todos los lados, porque el cabildo se ha concentrado en recoger solo en lagunas avenidas céntrica para hacer ver que dan el servicio. Pero no acuden a los barrios y urbanizaciones a recogerlas.

No hay duda, que si no hay alg1?n tipo de acción o intervención de las autoridades gubernamentales, la ciudad estaría ante la posibilidad de una emergencia sanitaria.

Se ha declarado emergencia, se han transferido fondos, han dejado al alcalde actuar y usar todos los recursos a su alcance y ha fracaso en su política de limpieza.

El problema del cúmulo de la basura se siente en barrios donde residen personas de escasos recursos y en sectores de clase alta y media.

Se recuerda que en una ocasión, los regidores del Ayuntamiento de Santiago  aprobaron la transferencia de 20 millones de pesos para mejorar los servicios municipales, como el de la basura, pero no funciono.

La medida más reciente fue la suspensión de las compañías Urbaser y Esensa, pero no han sido sustituidas las unidades con camiones compactadores, sino dos o tres camioncito dahitsun que no tienen condiciones para dar el servicio eficiente.

Santiago produce  a diario mil 500 toneladas de desperdicios sólidos, pero por la incapacidad del Ayuntamiento y las empresas se dejan de retirar de las calles entre 700 y 800 toneladas que se acumulan.

No hay comentarios

Deja un comentario...