Compartir

La práctica del reparto de costos entre las aseguradoras y el Estado no tenía fundamento legal, sostiene un comunicado oficial que estima que, por lo tanto, no hay razón para continuarla.

La Casa Blanca ha informado de que dejará de pagar a las compañías de seguros médicos las ayudas estipuladas por la ley de sanidad conocida como Obamacare. Un comunicado difundido en la noche de este jueves sostiene que no existe fundamento legal para que el reparto de costos se efectúe a cuenta del presupuesto federal, un elemento clave del programa.

El texto hace referencia a las sucesivas decisiones de los Departamentos de Salud y de Justicia que se fundamentan en un proceso judicial. “La Cámara de Representantes de EE.UU. demandó a la Administración anterior ante un tribunal federal por efectuar esos pagos sin la respectiva asignación y el tribunal aceptó que los pagos no eran lícitos”, cita Reuters.

Horas antes el presidente Donald Trump firmó un decreto ejecutivo sobre asistencia médica anunciando que estaba “arrancando el proceso” de revocar y reemplazar el ‘Obamacare’, según CBS News. El documento permite la adquisición de seguros de salud a los estados del país y declara los objetivos de crear una mayor variedad en el mercado y refrenar las primas de las coberturas médicas.

Fuente de noticia

No hay comentarios