Compartir

SANTO DOMINGO. El Tercer Juzgado de la Instrucción tomó medidas de seguridad previo a la lectura de la sentencia respecto a la procedencia o no de la homologación del acuerdo entre la Procuraduría General de la República y la empresa Odebrecht.

Agentes policiales fueron colocados en la puerta de entrada al Tribunal por lo que se impide el acceso de las personas a menos que sean los involucrados en el proceso.

Robert Valdés, abogado de Odebrecht, y Laura Guerrero Pelletier, directora del PEPCA ,ya ingresaron al salón de audiencia Para esta lectura no se le ha permitido entrar a los medios de comunicación.

Al lugar acudió Manuel Jiménez, quien interpuso una recusación al juez Danilo Amador Quevedo pero no se le permitió la entrada porque no es parte del proceso.

Fuente de noticia

No hay comentarios