Compartir

Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO.-Decenas de jueces, ataviados con sus togas y birretes, realizaron una caminata hasta el edificio de la Suprema Corte de Justicia, en el Centro de los Héroes, en rechazo a las resoluciones que dispone la destitución de dos magistrados de Santiago, medidas disciplinarias que catalogaron como “injustas, desproporcionadas, arbitrarias” y, sobre todo, que “establecen un nefasto precedente que atenta contra la independencia judicial”.

Los jueces destituidos, según el Consejo del Poder Judicial por faltas graves en sus funciones, son Luisa Rosa García y Gabriel Marchena.

La Asociación de Juezas y Jueces de la República Dominicana y la Presidenta en Funciones para Jueces Dominicanos para la Democracia, Yocauris Morales Castillo, acusan a la Fiscalía del Distrito Judicial de Santiago de “atacar las decisiones jurisdiccionales” de García y Marchena, instrumentando un proceso disciplinario al margen de las vías recursivas reconocidas por la ley, que tiene su origen en las decisiones dictadas por éstos y que no fueron compartidas por el órgano acusador.

En un documento distribuido a la prensa, dicen que “lamentablemente el ente llamado a juzgar con la imparcialidad y justeza a sus pares, dio aquiescencia al despropósito de quienes promovieron dichas acusaciones y decidió acogerlas”.

Afirman que las resoluciones número 10-2012 y la 20-2012, que impone las medidas disciplinarias contra los jueces sancionados reconocen que dichos magistrados actuaron en el ejercicio de sus funciones, con apego a la ley, conforme a los criterios que en su momento entendieron.

Los jueces arguyen, además, que resulta peligroso que se asuma como válido para sustentar una destitución el hecho de que una decisión jurisdiccional sea apreciada negativamente por la sociedad, en el entendido de que eso favorece la prevalencia de los estereotipos, haciendo ver que en casos calificados como graves, los jueces tienen la obligación de actuar con drasticidad y no con imparcialidad.

Arguyen, además, que la mayoría de los jueces viven de forma modesta por carecer de altos ingresos económicos y que con frecuencia optan por el silencio ante las críticas infundadas y algunas veces fruto del desconocimiento.

En el documento entregado a los periodistas, durante la caminata que inició en la iglesia La Paz, pocos minutos antes de las 4:00 de la tarde, los magistrados informan que como colectivo se declaran en vigilia permanente ante lo que calificaron “la regresión en la conquista de la independencia judicial”, para ofrecer su apoyo “irrestricto a los magistrados sancionados”, para que los procesos disciplinarios agoten todas las instancias nacionales e internacionales, en caso de ser necesarios.

 

Fuente: Diario Libre

No hay comentarios

Deja un comentario...