Compartir
El judío ortodoxo Aaron Levi.

POR MIGUEL CRUZ TEJADA

NUEVA YORK.- El judío ortodoxo Aaron Levi, quien en el 2011 secuestró, asesinó y descuartizó el cadáver del niño Leiby Kletzky y cuyos restos los escondió en un refrigerador, logró un acuerdo con la fiscalía de Brooklyn y fue condenado este miércoles a sólo 40 años en la cárcel.

El judío ortodoxo Aaron Levi.

El crimen conmocionó a Nueva York, Estados Unidos y el mundo. Cuando el juez que lo sentenció le preguntó si tenía algo que decir, respondió que “no”, en una “arrogante actitud” que no muestra arrepentimiento por el asesinato.

Levi interceptó al niño, quien se extravió cuando iba desde un parque a su casa, lo secuestró y lo llevó a un apartamento en Brooklyn en el que vivía. Relató a los investigadores que al ver la intensa búsqueda que hacían las autoridades para localizar al menor, se “asustó” y decidió matarlo.

Tratando de ocultar la evidencia del horrible crimen, escondió los restos de su víctima en el refrigerador después de desmembrar el cuerpecito del niño.

La Fiscal Adjunta Julie Rendelman dijo en la lectura de sentencia que Levi tomó una decisión el día del asesinato y fue la de quitarle la vida al hermoso niño.

Aron se declaró culpable de asesinato en segundo grado y secuestro en el acuerdo con los fiscales. Los padres del niño dijeron hace varios días que aceptaron la sentencia porque no querían seguir pasando por el dolor y el drama en un juicio que pudo haber sido largo.

El Fiscal del Distrito de Brooklyn, Charles Haynes dijo que nunca hubiera cedido a ese acuerdo a menos que los padres de la víctima no lo hubieses refrendado. “Mi deseo y mi lucha hubiese sido por una condena de cadena perpetua”, agregó el alto funcionario judicial.

El padre del niño, Nachman Kletzky envió una carta al juez que fue leída en voz alta. “Un día no pasa sin pensar en mi hijo, pero hoy cerramos la puerta a esta parte de nuestra tragedia”, dijo en la misiva.

La fiscal dijo que cualquier intento de Aron de salir en libertad condicional en 40 años, tendrá una fuerte oposición. “En cuatro décadas, a partir de ahora, su crimen no será olvidado y a pesar de los años, habrán muchas cartas enviadas a la Junta de Libertad Condicional paran que se le niegue ese privilegio”, añadió.

Los abogados del condenado que desde el primer día alegaron demencia, dijeron que en privado, el asesino ha expresado arrepentimiento y pidieron que se le mantenga en custodia protectora.

Fuente: Diario Libre

No hay comentarios