Compartir
Juan Marte. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- El presidente de la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT) el sindicalista Juan Marte, respaldó la iniciativa del diputado Tobías Crespo, quien anunció el sometimiento de un proyecto de ley, por medio del cual busca crear un nuevo organismo rector del transporte, a partir de lo cual se fusionarían las instituciones existentes.

Juan Marte. Archivo.

Al definir como “altamente positivo” el anuncio del congresista Tobías Crespo, del Partido de la Liberación Dominicana, el dirigente choferil de esta ciudad estimó que tal cosa terminaría con la burocracia que prevalece en más de 11 instituciones estatales, relacionadas directamente con el funcionamiento del tránsito de vehículos en el país.

Con la propuesta legislativa, Crespo pretende que se cree un nuevo organismo rector del transporte, que sea integrado por la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), la Dirección General de Tránsito Terrestre, la Oficina Técnica del Transporte Terrestre (OTTT), la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (Opret) y el Fondo de Desarrollo del Transporte (Fondet)  las que serían eliminadas para dar paso al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTTT) que, como órgano rector, ejecutará las políticas en el sistema de tránsito terrestre.

Marte expresó que tal cosa permitiría hacer un levantamiento serio a fin de determinar la cantidad de vehículos que hay en el país y sus condiciones, porque en las actuales circunstancias no se saben esas estadísticas “en vista de que cada uno de los organismos del transporte manejan de manera antojadiza los datos que tienen sobre esos temas”.

Al reiterar su respaldo al proyecto de ley en cuestión, Marte resaltó que la dispersión de las acciones de esas y otras entidades, tanto nacionales como municipales, impide que se haga un trabajo efectivo, en beneficio de los transportistas y toda la ciudadanía.

Recordó que la mayoría de las personas e instituciones ligadas al transporte público ha reclamado siempre que las entidades relacionadas con la política de transporte público nacional sean aglutinadas en una sola institución, a fin de alcanzar objetivos como la Escuela de Educación Vial.

Esa entidad, de acuerdo a Juan Marte, serviría para establecer el real parque vehicular que existe en el país y sus condiciones, datos que aseguró manejan las instituciones actuales pero de manera particular y antojadiza, lo que impide conocer la realidad sobre esos y otros temas relacionados.

Según establece la iniciativa del diputado Crespo, la Junta Directiva de Tránsito y Transporte Terrestre será una dependencia del Poder Ejecutivo que, como órgano regulador del sistema, tendrá a su cargo establecer la política general en materia de tránsito y transporte terrestre en el país.

La pieza crea la Policía de Tránsito y Transporte Terrestre, cuerpo policial especial que se encargará de fiscalizar, supervisar y vigilar el tránsito y el transporte terrestre en coordinación con el INTTT.

Precisa en el artículo 1, que las demás leyes que complementarán la regulación del tránsito y del transporte terrestre, estarán apegadas a los principios establecidos en la Constitución en cuanto al derecho al libre tránsito de personas y de los bienes.

Además se encargará del desarrollo del sector transporte como actividad estratégica de la economía, así como de la planificación, control, operación y fiscalización del tránsito y transporte terrestre.

El artículo 2 establece que la ley y sus reglamentos regularían el uso de la vía pública y serán de aplicación a la circulación de personas, animales, bienes y vehículos terrestres en la vía pública, y a las actividades vinculadas al transporte, los vehículos, las personas, los bienes, las concesiones viales, la estructura vial y el medio ambiente.

En el artículo 3 instituye  la Educación Vial que se encargará del área de la educación, cuyo objetivo consiste en conocer reglas y normas de comportamiento correcto en las vías públicas e incluye la capacitación y adiestramiento al que debe ser sometida toda persona que exprese su voluntad o no de conducir cualquier tipo de vehículo automotor.

También ese artículo crea el “Servicio Público de Transporte Terrestre”   para el traslado de personas, por las vías públicas, en vehículos autorizados por el INTTT que es retribuido por el usuario mediante el pago de las tarifas correspondientes y bajo las condiciones que se establecerán en la ley.

También ese artículo establece varios tipos de vehículos, los de Emergencias que utilizarán Bomberos, Policía, Defensa Civil y Ambulancias; para transporte de pasajeros; los Agrícolas exclusivamente para esas labores; automóvil para discapacitado cuya tarea no sea superior a los 300 Kilogramos o 660 libras y no alcance  en llano una velocidad superior a los 90; y Escolar, para el transporte de estudiantes que deberán estar registrados.

El artículo 4 indica que el Sistema Integral de Tránsito y Transporte Terrestre es el conjunto de instituciones, servicios, instalaciones, infraestructura, vehículos, equipos y demás elementos organizados para cumplir las competencias indicadas que se reconocerá en lo adelante como el Sistema Integral de Tránsito y Transporte Terrestre.

El artículo 6 crea la Junta Directiva de Tránsito y Transporte Terrestre, dependencia del Poder Ejecutivo, que como órgano regulador del Sistema tendrá a cargo establecer la política  en la materia.

Expresa el artículo 7 que ese organismo lo integrará el presidente de la Junta Directiva, el director ejecutivo del INTTT, así como por los ministros de Obras Públicas; Salud Pública y de Economía, Planificación y Desarrollo.

No hay comentarios