Compartir
Juan Marichal. Archivo.

Por Rafael Baldayac

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./Juan Marichal, inmortal de Cooperstown y Felipe Alou, ex–dirigente con más de mil victorias en las mayores, fueron los primeros jugadores dominicanos en ver acción en un Juego de Estrellas del béisbol de las Grandes Ligas.

Juan Marichal. Archivo.

Ellos debutaron en este clásico de Grandes Ligas en el primer encuentro de 1962, celebrado el 10 de julio en el DC Stadium de Washington, en la capital de los Estados Unidos.
Marichal, que apenas estaba en su tercera temporada, pero que ya se había convertido en un estelar en los Gigantes de San Francisco,  entró a relevar en el cuarto episodio al derecho de los Dodgers de Los Ángeles, Don Drysdale.
Con el juego empatado a cero después de cinco entradas, en el primero del sexto, los bates de la Liga Nacional se hicieron sentir marcando dos carreras que le dio el privilegio a Juan de obtener el triunfo con score de tres carreras por una.
Felipe Rojas Alou, que estaba en su quinta campaña en el big show, todas con los mismos Gigantes de San Francisco, jugo brevemente en este desafío de luminarias.

El mayor de los hermanos Alou  no agotó turno oficial, pero impulsó la tercera carrera con fly de sacrificio en el octavo inning, un batazo en zona foul por el prado derecho que permitió que Maury Wills pisara el pentágono.
Felipe entró en el sexto episodio a jugar en sustitución del Cometa de Carolina, Roberto Clemente, en el jardín derecho.

El segundo encuentro fue celebrado el 30 julio en el Wrigley Field de Chicago y Juan Marichal fue el único jugador dominicano seleccionado. La Liga Americana se llevó la victoria con score de nueve por cuatro. Se fue sin decisión al cerrar el partido como relevista.

73 dominicanos en JE

Desde que Marichal y Felipe, participaron en aquel clásico de 1962 un total de 73 jugadores dominicanos han sido seleccionados para jugar en  dicho evento. Diez de estos fueron elegidos sin ver acción en el desafío.

El primer dominicano electo Jugador Más Valioso en un Juego de Estrellas fue, precisamente, Juan Marichal, en 1965.

Mientras que Felipe Alou se convirtio en el primer latino en dirigir un equipo en el llamado Clasico de Mitad de Temporada. En ese Juego de Estrella celebrado en Pittsburgh el 11 de julio de 1995, el piloto dominicano guia a la Liga Nacional a un triunfo 3×2 sobre la Americana.

Un total de seis peloteros dominicanos debutaron en este encuentro. El lanzador Carlos Pérez, el infielder Jose Offerman y los jardineros Raúl Mondesi y Sammy Sosa por la Liga Nacional. Mientras que el picher relevista Jose Mesa y el jardinero Manny Ramirez jugaron por la Liga Americana.

Es sin embargo en el 2010 donde se impuso una cifra record de 14 dominicanos seleccionados al Juego de Estrellas incluyendo 6 debutantes, rompiendo la marca anterior de 13 en el 2004.

Curiosamente el clásico a Pittsburgh en el 2006 y el zurdo Francisco Liriano tuvo que viajar desde Republica Dominicana hacia esa ciudad norteamericana. Había venido al país un día antes para disfrutar de la pausa de tres días con sus familiares.

Su marca de 10 victorias, una derrota, efectividad de 1.83 y 102 ponches en 88.1 entradas llamó la atención del dirigente Ozzie Guillén por lo que en la mañana del martes 11 de julio tomo un avión a Pittsburgh para estar esa misma noche estar en uniforme por la Liga Americana.

En este  choque que se jugó en el PNC Park de esta ciudad Liga Americana extendio a nueve su cadena de victorias seguidas sobre la Liga Nacional con el triunfo anoche 3-2, en la versión 77 del Juego de las Estrellas de las Grandes Ligas. Vladimir Guerrero bateó jonrón solitario en la segunda entrada, pero el joven circuito piloteado por el venezolano Guillen finalmente se llevaron la victoria.

Historia del Juego de Estrellas:

El primer Juego de Estrellas en las Grandes Ligas fue celebrado el 6 de Julio de 1933 en el estadio Comiskey Park, en Chicago, Illinois.

Esta primera versión tuvo efecto tras la insistencia de Arch Ward, editor deportivo del periódico Chicago Tribune, a los fines de coincidir con el centenario de la  celebración de la Exposición Progresista de la ciudad de Chicago. Este clásico ha reunido el mejor talento en el béisbol en los últimos 78 años.

Los equipos que conforman el Juego de Estrellas fueron originalmente seleccionados indistintamente por los mánagers y los fanáticos en las versiones de 1933 y 1934.

De 1935 hasta 1946, los dirigentes seleccionaban el equipo completo en cada una de las ligas. De 1947 hasta 1957, los fanáticos elegían los abridores y el manager elegía los lanzadores y el resto de los jugadores.

En tanto que, de 1958 hasta 1969, los mánagers, jugadores y los coaches hacían las respectivas selecciones de los equipos. Nuevamente, en 1970, la selección de los jugadores estaba supeditada a la votación de los fanáticos en lo relativo a los abridores de cada equipo, política adoptada desde entonces hasta la fecha por los directivos de las Grandes Ligas

No hay comentarios