Compartir
Justin Street murió porque Kasia Rivera le inyectó silicona en el pene.

Caribbean Digital

Un estadounidense de 22 años aceptó inyectarse silicona en el miembro viril para hacerlo más grande y terminó sufriendo una embolia que lo aniquiló. Ahora, la mujer que le aplicó el tratamiento enfrenta una pena de 10 años.

Justin Street murió porque Kasia Rivera le inyectó silicona en el pene.

En Nueva Jersey, un joven de 22 años falleció de una embolia luego de que una mujer, que ahora enfrenta una pena de 10 años por homocidio, le inyectara silicona en el miembro viril para que luzca más vigoroso.

El caso, que se conoció en diciembre de 2011, reflotó con la novedad de que la falsa médica que le aplicó el tratamiento casero, Kasia Rivera, de 35 años, será enjuiciada y podrá pasar hasta 10 años en la cárcel por el procedimiento que le costó la vida a Justin Street.

Según la fiscalía, existen indicios de que esta intervención no sería la primera de Rivera y que realizó previamente este tipo de intervenciones en su propio departamento de manera clandestina.

Fuente: Crónica

No hay comentarios

Deja un comentario...