Compartir
Nidia Esmeralda Valdez Arias.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./Una joven empleada del Seguro Nacional de Salud (SeNaSa)  solicita la ayuda de ciudadanos de buena voluntad para localizar a su padre biológico, Pablo Abad Durán Cruz, para conocerlo al igual que a sus posibles hermanos y otros familiares paternos.

Nidia Esmeralda Valdez Arias.

Nidia Esmeralda Valdez Arias reside en el apartamento 6 del edificio 17, ubicado en la calle Gregorio Luperón, de San Cristóbal. Su teléfono celular es el (829) 633-9685 y también es localizable en horas laborables, de lunes a viernes en SeNaSa, en el teléfono (809)333-3822 extensión 2635, donde trabaja.

A sus 27 años de edad, Nidia Esmeralda luce decidida a desarrollar aptitudes profesionales para abrirse paso en el camino hacia el éxito, pero al mismo tiempo necesita lograr uno de los más altos objetivos que ser humano alguno se pueda proponer: conocer a su progenitor, saber si tiene hermanos paternos y relacionarse con ellos.

Para facilitar la localización del señor Pablo Abad Durán Cruz, su padre biológico, Nidia Esmeralda explica que él fue agente del Ejército Nacional hasta 1987. Agrega que él  nació en la comunidad de Palo Blanco, Jarabacoa, hace 50 años; y que tenía o tiene dos hermanas que responden al nombre de Lucila y Elisa Durán.

Nidia Esmeralda añade que no cesan sus deseos de conocer también a sus abuelos paternos, señores Rafael Durán y Durán; y Secundina Cruz Quezada, si es que aún viven. Por eso ella pide la colaboración de quienes los conocen para que le faciliten acercarse a ellos

Al acudir a la Gerencia de Comunicación de SeNaSa para que esta unidad de servicios de la Administradora de  Riesgos de Salud estatal colabore con su esfuerzo para localizar y conocer a su progenitor y otros familiares, Nidia Esmeralda explicó que al nacer fue declarada con el nombre Mariela Margarita Montilla por su madre biológica, Otinia Montilla, pero a los ocho meses de edad fue entregada en adopción a los señores  José Antonio Valdez y Esperanza Arias, en San Cristóbal.

 

No hay comentarios