Compartir
Eduardo Jorge Prats. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

 

 

El director de Institucionalidad y Justicia del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Eduardo Jorge Prats, puso en duda este martes que el presidente Danilo Medina pudiera prestarse a intervenir en el conflicto interno de esa organización, como podría haberle solicitado el ex presidente Hipólito Mejía, conforme inferencias hechas por medios periodísticos.

Eduardo Jorge Prats. Archivo.
Eduardo Jorge Prats. Archivo.

Preguntado al respecto, al comparecer al espacio Hoy Mismo, Jorge Prats dijo no creer que ese tema pudiera ser parte de las conversaciones sostenidas ayer en Palacio entre Medina y Mejía, pues según subrayó se trata de un tema cuya competencia es exclusiva del PRD y sus organismos, y de los tribunales Superior Electoral y Constitucional.

“No me imagino al presidente Medina participando en arreglos secretos para  intervenir en fallos de los tribunales, que por demás están debidamente fundamentados y no pueden ser variados por supuestas peticiones que una personalidad politica le haga el Presidente de la República. Ya esos tiempos quedaron atrás en este país“, puntualizó.

Diferentes comunicadores y analistas han citado que en un reciente encuentro entre Medina y Mejía en la funeraria Blandino, el último solicitó al primero que interviniera en el conflicto que lo ha enfrentado con Miguel Vargas en el Tribunal Superior Electoral, instancia que ha favorecido al presidente del PRD en la mayoría de sus sentencias.

El destacado abogado y dirigente perredeísta dijo que aunque la visita de Mejía y otras personalidades al Palacio no tiene trascedencia para los fines del desempeño del PRD, no cayó bien entre muchos de sus dirigentes y militantes, sorprendidos porque el expulsado dirigente del partido ha pasado de posiciones viscerales frente al gobierno y su legitimidad, a convertirse en una especie de relacionista de las posiciones de la administración peledeísta.

“Llama la atención que haya gente más dispuesta a llegar a acuerdos con terceros, que hacerlo al interior de su propia organizacion“, precisó el abogado y politico.

En otro aspecto dijo que el sector de dirigentes que sigue a Mejía no tiene bases legales ni mayoría en los organismos decisorios del PRD para convocar una convención en el presente año.

Lo legal es que la elección de las actuales autoridades del partido por voto universal, cual mandan los Estatutos Generales, se produjo el 27 de septiembre de 2009 y su proclamación fue el febrero de 2010, por lo que su mandato de 4 años concluye en febrero de 2014, citó.

Dijo que desde el punto de vista orgánico tampoco pueden convocar, pues quedó demostrado el 1 de junio que no poseen mayoría en la Comisión Política, y en cuanto al Comité Ejecutivo Nacional se saben también minoría, como muestra el hecho de que han saboteado con amenazas y acciones violentas las dos convocatorias hechas por el presidente del partido, Miguel Vargas.

Negó que las sanciones adoptadas por el Consejo Nacional de Disciplina deban ser refrendadas por otros organismos, pues se trata de un tribunal interno de última y única instancia.

Dijo que Vargas mantiene activos los trabajos del partido y que reunirá los organismos tan pronto las circunstancias lo aconsejen, para aprobar un calendario de trabajo que incluirá la confección de un padron electoral confiable para los perredeístas, ya que el utilizado en la última convención incluyó a cientos de miles de peledeístas y reformistas que  desnaturalizaron la voluntad de la militancia de ese partido.

No hay comentarios

Deja un comentario...