Compartir
Eduardo Jorge Prats. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El doctor Eduardo Jorge Prats advirtió este viernes que nadie, como no sean los enemigos del Partido Revolucionario Dominicano, quiere más división, más chismografía, más ceguera y más pasión de la que se han sufrido en esa organización.

Eduardo Jorge Prats. Archivo.

            El destacado abogado y académico, quien es director adjunto de la comisión de Institucionalidad y Justicia de la Unidad de Políticas del PRD, expone que para abordar el nuevo escenario post comicial, el camino más indicado es la realización de una amplia consulta nacional orientada a hacer los ajustes metodológicos y estratégicos y a relanzar programas de trabajo para hagan más exitosas las acciones políticas, como ha propuesto el presidente del partido, Miguel Vargas.

Expuso que la consulta debe hacerse en toda la base y la dirigencia, en todo el territorio nacional, y a nivel de cada demarcación municipal debe ser el fundamento de un plan estratégico que permita la renovación del liderazgo, la depuración del padrón del partido, la incorporación de nuevos militantes y la actualización de la plataforma programática del partido, sin la cual no será posible que el PRD obtenga la victoria tanto a nivel presidencial como a nivel municipal y congresual en las elecciones del 2016.

Puntualizó que como el PRD y el país esperan un liderazgo responsable, es importante cerrar filas al lado de Miguel Vargas, quien ha demostrado ser el único que, en las actuales y futuras condiciones, puede conducir por un auspicioso camino al partido

Citó entre las causas que impidieron al partido ganar las pasadas elecciones, el hecho de que en mayo de 2011 no se entendió que el PRD solo llega al poder cuando se une primero adentro, como lo demuestran los triunfos de 1978, 1982 y 2000, y se prefirió perder sin Miguel que ganar con él.

Para Jorge Prats eso explica cómo, encabezando por más de 20 puntos las encuestas hace un año, el PRD perdió las pasadas elecciones en primera vuelta,  con un 47% de la votación.

“La derrota del PRD no se debe ni al silencio ni a la inacción de Vargas. Muy por el contrario, el PRD ha sido esclavo de la palabra de su candidato presidencial y dueño del silencio del presidente del partido”, citó.

Expuso que si algo queda claro en este proceso es el valor de la marca partidaria PRD, admitido hasta por sus adversarios, y el hecho de que, tal como ha señalado José Cabrera, el Partido de la Liberación Dominicana  enfrenta una erosión de su apoyo electoral, que se demuestra en una abstención creciente y que colocan al PRD como el principal partido del sistema.

“Sobre este pilar, y bajo el liderazgo sereno y efectivo de Miguel Vargas,  se puede construir el triunfo en 2016”, concluyó.

No hay comentarios

Deja un comentario...