Compartir

Servicios/Caribbean Digital

 

SANTO DOMINGO./ El jurista y dirigente del Partido Revolucionario Dominicano, Eduardo Jorge Prats, afirmó   que el pasado candidato presidencial Hipolito Mejía se ha convertido en un escollo para esa organizacion, ya que malogró la oportunidad de ser presidentes de toda una generación de dirigentes como Milagros Ortiz Bosch, Fello Suberví, Emmanuel Esquea Guerrero y otros, está intentado malograr a la generación de Miguel Vargas, que es el principal activo con que cuentan los perredeistas y el pueblo  para superar sus presentes y próximos desafíos,  y está hipotecando el futuro del nuevo liderazgo de jóvenes perredeístas.

“Hipólito debió entender que el PRD lo llevó a la presidencia de la República, y  luego de mostrar su agradecimiento por ello debió conformarse con pasar a ser un ex presidente que sirviera de consejero a las nuevas generaciones y candidatos, pero no pretender continuar siendo un obstáculo para los otros dirigentes a los que les corresponde el turno después de él”, sustentó.

Jorge Prats, director de la Comisión de Institucionalidad y Justicia del PRD, dijo que Mejía viene teniendo un desempeño errático desde la convención del partido en el 2011, ya que habiéndose alzado con una candidatura presidencial que le dieron los votos del Partido de la Liberación Dominicana, no supo interpretar la decisión de Miguel Vargas de aceptar esos resultados para no dividir al partido.

“Con ese triunfo entre comillas, a Hipólito le correspondía acoger el sacrificio de Miguel, aceptarle la propuesta de acuerdo político que le propuso, hacer un gobierno compartido como el que soñó Peña Gómez,  y no dedicarse a golpear a Miguel y a cometer los tantos errores que le hicieron perder una ventaja de hasta 22 puntos porcentuales, apenas meses antes de las elecciones”, dijo.

Agregó que para incurrir en errores mayores, luego de las elecciones del 20 de mayo Mejía intentó suspender al presidente del PRD, sin reparar en que la reunión y las sanciones en contra de Vargas eran improcedentes y carentes de sustento legal, como se demostró posteriormente en el Tribunal Superior Electoral.

En otro aspecto conidero fuera de tono los llamados “a tomar las calles” que hace el sector de ese partido que dirige  Hipólito Mejía, y recordó que siendo el partido blanco la organización con la segunda representación del Estado, le corresponde enfrentar la política económica del gobierno del PLD por los medios democráticos y civilizados que establecen la Constitucion y las leyes..

“Nosotros tenemos una amplia representación en órganos del Estado como la Cámara de Diputados y las alcaldías, lo que nos corresponde no es hablar de “tomar las calles” sino de hacer una oposición firme y responsable pero racional,  como la expresada por el presidente de nuestro partido, Miguel Vargas”, razonó.

Argumentó que sin dar notas altisonantes, Vargas ha evidenciado las raíces y causas del déficit fiscal, condenó la imposición del paquete tributario y está articulando una coalición de fuerzas para obligar al gobierno del PLD a cambiar su equivocada política económica.

Organismos retomarán agenda institucional       

            Jorge Prats reconoció que las divergencias y actuaciones de insubordinación que mantiene el grupo de Hipólito, ha trastornado la vida institucional del PRD pero dijo que se hacen las gestiones de lugar para convocar en las próximas semanas a los organismos superiores, facultados para retomar las tareas y programas que lleven la normalidad a la organización.

“El PRD será gobierno y ampliará su representación en el Congreso y en los ayuntamientos en las elecciones de 2016, pero para eso es indispensable que el partido supere las contradicciones insensatas y la incoherencia, que debemos  reconocer tienen harta a la familia perredeísta y al pueblo en general”, expresó al intervenir esta mañana en el espacio Hoy Mismo, de Color Visión.

No hay comentarios