Compartir
Miguel y Johanny Guzmán

Miguel De Jesús

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Mi teléfono timbró, una voz de mujer me saludaba al tiempo de invitarme a un acto de homenaje a los Maestros. Era la honorable Diputada de mi pueblo Johanny Guzmán que me daba ese privilegio.

Miguel y Johanny Guzmán
Miguel y Johanny Guzmán

Llegué a Mao en tarde de viernes sin el bello atardecer porque la lluvia besaba la tierra y al Cielo le dolió el Alma y  vestía de gris. Gran sorpresa para mí, púes seria testigo de una ceremonia única en el país hasta prueba en contrario.

Johanny decidió pasar lista a los que le habían pasado a ella y reconocer a todos los que alimentaron su conocimiento. Ella convocó a los que le dieron el pan de la enseñanza desde primaria hasta la Universidad.

Sentados estaban los que le habían suministrado agua en medio del desierto del desconocimiento, luz y amor para el resto de sus días y sembradores de valores y esperanzas en su Corazón. Johanny demostró que los años no han borrado las palabras y el aliento recibidos en las aulas.

Contó sus vicisitudes de niña pobre para ir a la escuela y muchas anécdotas de sus forjadores. En medio de sus ojos una luz se veía cuando hablaba de  aquellos expertos que dieron a ella calidad de tiempo para enseñarle con esmero el camino correcto.

Elevó su  voz para entre otras  cosas agradecer por los objetivos claros que ellos señalaron y dieron las herramientas para hacer de ella lo que es hoy. Johanny también es Maestra y va por las aulas con sensibilidad y vocación.

Su madre Doña Mercedes Rodríguez no pudo ocultar su emoción, pues el fruto que llevó en su vientre había crecido y honrado la formación recibida en el hogar. Dios hizo esa noche el milagro de convertirla en la Luna maeña que con luz divina iluminó  el espacio.

Después de entregar los pergaminos de agradecimiento a todos sus Maestros, subió al escenario el cantautor Manuel Jiménez dándonos un paseo por sus composiciones y produciendo con sus canciones un derroche de emociones.

Una mujer fue capaz de reconocer a los Maestros que pusieron alas a sus sueños de libertad, con hechos ciertos les mostró que la semilla que en ella sembraron germinó para el bien colectivo. Después de este gesto noble de gratitud solo me resta decir que Johanny Guzmán, floreció entre sus Maestros

No hay comentarios