Compartir
El boxeador dominicano Joan Guzmán. Archivo.

Caribbean Digital

Fuente: Diario Libre

Escrito por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK.- El boxeador dominicano Joan Guzmán, dos veces campeón del mundo, volverá a hacer historia, ahora en su país natal. El pugilista fue escogido por la Federación Internacional de Boxeo (FIB) para disputar el primer título de Campeón de El Caribe, instituido recientemente por la organización frente al recio peleados colombiano Florencio Catellano.

El boxeador dominicano Joan Guzmán. Archivo.

El combate, en el que también estará en el ring Argenis Méndez, otro dominicano con estirpe de campeón mundial, se llevará a cabo el 18 de noviembre en el Hotel Jaragua y será transmitido en vivo por la cadena ESPN Deportes en su espacio estelar “Peleas del Viernes por la Noche”.

El enfrentamiento será en las 140 libras, un peso al que Guzmán dice se ha acomodado muy bien, debido a los fuertes entrenamientos que ha tenido que realizar para hacer los ajustes físicos necesarios.

El anuncio fue hecho ayer jueves en la mañana en una conferencia de prensa en la que estuvo presente el presidente de la FIB Darryl People, quien resaltó las cualidades del boxeador criollo, oriundo del populoso barrio Guachupita en la parte Norte de Santo Domingo.

Guzmán, dijo que no defraudará de nuevo a la República Dominicana ni a su familia, en referencia a la suspensión que le impuso la Comisión Atlética del estado de Nevada, por haber dado positivo en una prueba anti dopaje, después de una pelea estelar que protagonizaría en Las Vegas.

El atleta se vio impedido durante ocho meses de subir a los cuadriláteros debido a la decisión. El examen se le hizo luego que venciera por KO técnico al estadounidense Jason Davis en el segundo asalto.

Esa pelea se realizó el 11 de diciembre del 2010 y a Guzmán se le acusó de haber tomado un diurético llamado Furosemida, sustancia que está prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje, debido a que puede encubrir otros medicamentos no permitidos.

Tras admitir el consumo, aclarando que lo usó para bajar de peso, dijo que se mantendría entrenando para su regreso al ring. La pelea del 18 de noviembre en el hotel Jaragua, marcará el retorno de Guzmán al boxeo mundial. En el momento de la sanción pertenecía a la carpeta de la empresa Golden Boy Production´s, propiedad de Oscar de la Hoya, el otrora “Niño de Oro” del boxeo estadounidense.

“No volverá a defraudar a mi país y no tendré más problemas de peso, porque ahora estoy mucho más enfocado en el boxeo como profesión”, añadió. “140 libras es 140 y voy a estar muy fuerte para dar el mejor de los espectáculos en el ring, como la gente espera de mí”, dijo.

Quiere que nuevamente la gente pueda sentirse orgullosa de él. “Mi manager es testigo porque es él es mi familia acerca de que no quería hacer mi última pelea y me dijo que tomara la decisión que yo quisiera, pero que si dejaba el boxeo que lo dejara y si lo cogía de nuevo que lo hiciera en serio”, explicó refiriéndose a Anthony Terranova, su manejador.

No hay comentarios

Deja un comentario...