Compartir
El economista Jaime Aristy Escuder. Archivo.

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, RD.– El economista y profesor universitario doctor Jaime Aristy Escuder, afirmó este domingo que la nueva reforma fiscal anunciada por el Gobierno es una de las más “ineficientes, injustas y peor elaboradas” desde el año 1992, cuando se creó el Código Tributario Dominicano.

El economista Jaime Aristy Escuder. Archivo.

“En realidad las recaudaciones del gobierno han aumentado y que el actual déficit se debe al excesivo nivel del gasto público, por lo que consideró “lo que hay es que exigirle al Gobierno que disminuya el despilfarro del gasto público y la corrupción””, dijo.

Asimismo, manifestó que República Dominicana no debe aceptar esa reforma tributaria y que, al contrario, debe moverse para crear un frente común y así evitar que el gobierno continúe abusando del nivel de vida de la gente.

Para el economista la aprobación de esta reforma fiscal significa que el pueblo será más pobre debido a que, según él, los precios aumentarían en un 15% y junto a ello, habría un aumento del desempleo.

Escuder explicó que en términos de poder adquisitivo el salario no aumentaría, pero habría que pagar más impuestos, por lo que disminuiría el nivel de vida de la gente y la sociedad. “Nos van a sacar más dinero asumiendo que nosotros somos estúpidos”, agregó.

El economista dijo que en el artículo 14 del nuevo proyecto se modifica el Código Tributario en su artículo 365 con relación a los impuestos selectivos al consumo, y se incluyen elementos como el agua mineral, lo que significa que para beberse un vaso de agua habrá que pagar un impuesto selectivo.

Indicó que también serán gravados otros productos como las maltas, que tanto son consumidas por los obreros de la construcción, porque tendrán que pagar un 10% de impuestos.

“Oiganme bien muchachos de la construcción, que la maltica que ustedes se beben para trabajar deberá venir un 10% más cara”,, indicó Escuder en su programa Consulta Económica porla Z.

Mientras que en el artículo 15 de la reforma fiscal se establece un impuesto a los vehículos en una escala establecida por su valor en el mercado, a lo que el economista se preguntó: ¿Cuál valor?, ya que explicó, en el país no hay un libro como en Estados Unidos donde se tenga el precio de los automóviles por marca y año de fabricación.

Otros impuestos que perjudicarán a los dominicanos serán los que se le colocarán a los combustibles, establecidos en el artículo 7 del proyecto de reforma fiscal, lo que aumentará el precio de éstos, explica Escuder, al tiempo de señalar que también hay que tomar en cuenta el 10% a los servicios de las telecomunicaciones como el telecable.

Explicó que este aumento de impuestos en el caso del telecable viene a darse ahora que sectores más empobrecidos comienzan a tener acceso a este servicio, cuando antes sólo los ricos podían tenerlo.

En el caso del impuesto a las zonas francas, el economista sostuvo que de aprobarse el proyecto de reforma fiscal vamos a ser menos competitivos en ese sector, lo que generaría despidos de empleados y con ello, aumento de la delincuencia.

El proyecto de reforma fiscal establece un impuesto de un 10% a los dividendos de las empresas de Zona Franca y eleva de 2.5% a 5.0% el impuesto por las ventas que hagan las empresas en el país.

“Vamos a tener una delincuencia bella, el gobierno va a tener que hacer una doble reforma, esta y otra para comprar bombas y granadas para enfrentar la delincuencia”, reiteró Escuder.

Al respecto, la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Zonas Francas, Luisa Fernández, quien visitó ayer el Palacio Nacional, advirtió que los derechos adquiridos por ese sector no pueden ser violados.

En el caso del Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), que sería elevado en el nuevo proyecto de16 a18%, Escuder dijo que nunca antes se había visto que se gravara las galletas, pasteles de frutas, pastelitos, polvorones, quipes, rosetas de maíz, tostadas, turquitos y croquetas.

No hay comentarios

Deja un comentario...