Compartir

La salida de la cárcel de Isabel Pantoja no ha supuesto el fin de sus problemas. Las deudas apremian y los ingresos no llegan. Su disco homenaje a Juan Gabriel, ‘Hasta que se apague el sol’, cerró la pasada semana en la posición 60 de los álbumes más vendidos, un dato nada relevante teniendo en cuenta que estábamos en vísperas del día de la madre. Tampoco gana con los conciertos.

Tras un poco exitoso arranque de gira por España y Latinoamérica, y mientras muchos artistas tienen ya su agenda de verano cerrada, la de Isabel Pantoja está prácticamente vacía. El 24 de junio actuará en el Estadio Olímpico de Sevilla y el 7 de julio lo hará en la Plaza de Toros de Murcia. Y la venta de las entradas no va nada del todo bien. Ello ha llevado a que rebaje su caché de 80.000 euros por concierto. De momento no ha cerrado nuevos eventos.

Su gran preocupación es el pago a la Agencia Tributaria. La cantante ha intentado retrasar todo lo posible sus deudas con Hacienda, a pesar de tener todas sus propiedades embargadas por el Fisco. El erario público es el primer acreedor en cobrar en caso de venderlas. Ya vendió la finca Mi Gitana en Marbella, acabando todo el dinero conseguido en las manos del Banco de Santander por los impagos que tenía con su filial Banif. También vendió la finca de la Moraleja para pagar lo que debía de la multa del caso Malaya.

Las deudas de Pantoja

Sobre ella pesaba el embargo de 445.000 euros de Hacienda, el aval por los 400.000 euros que faltaba todavía por pagar de la multa del caso blanqueo y 500.000 euros que todavía no se habían abonado de la hipoteca que se firmó en su día con el Banco Gallego. Es decir, de la cantidad percibida hubo que descontar la nada despreciable cifra de 1.345.000 euros.

Todo es insuficiente. A principio de año puso a la venta Cantora por unos siete millones de euros. Una cantidad muy elevada si tenemos en cuenta que en 2015 el Estado tasó la finca, en previsión de su embargo, en 4,4 millones. Sobre la finca, de 370 hectáreas y de la que Isabel Pantoja es propietaria en un 52,40% –el resto está en manos de su hijo Francisco Rivera–, pesa una hipoteca de Hacienda por 1,8 millones de euros en conceptos de los impagos.

Un piso en Sevilla

Este elevado precio y la hipoteca han llevado a que no reciba ofertas y a poner a la venta su casa familiar en el barrio de los Remedios de Sevilla. Se trata del piso de 213 metros cuadrados que Pantoja tiene a su nombre desde marzo de 1984 y que guarda buena parte de los recuerdos de Paquirri, objetos personales que custodia y siguen siendo reclamados en parte por los hijos del matador, Francisco y Cayetano.

Si consiguiese vender el inmueble, lo haría por una cantidad similar a la de su hipoteca

La cantante llegó a hipotecar la casa de Sevilla, además de la plaza de aparcamiento número 12, por un valor de 450.000 euros para poder cubrir el pago correspondiente al segundo plazo de la multa impuesta en el Caso Blanqueo. Si consiguiese vender el inmueble lo haría por una cantidad similar a la de su hipoteca, con lo que solo conseguiría disminuir parte de su deuda. Pero si sus propiedades están todas en jaque, es peor la situación de sus negocios. Actualmente, Isabel sigue con cargos activos e en tres sociedades: Pantomar SL, Cantora Producciones Audiovisuales SL y Agosbril SL.

Las empresas

Pantomar SL, dedicada a la promoción y organización de espectáculos, tiene cerrada la hoja registral porque sus últimas cuentas presentadas son las del ejercicio 2011. Cantora Producciones Audiovisuales SL no ha llegado a depositar cuentas desde su creación, en 2004. Agosbril SL, que tenía su domicilio en su antigua casa de la Moraleja no ha presentado cuentas desde su creación, también en 2004. Por último, Pantomar SL es su sociedad más conocida ya que sirvió para canalizar sus ingresos como artista desde 1991. Pantomar es la máxima propietaria de Cantora.

Con esta pésima situación financiera, Pantoja vive a medio camino entre la finca de Medina Sidonia y una vivienda en la calle Menéndez Pelayo de Madrid, frente al parque del Retiro. Se trata de una casa de alquiler, con tres dormitorios, que paga Universal, su discográfica, a razón de unos 1.800 euros mensuales. Allí intenta retomar su vida, pero la losa con la Agencia Tributaria es demasiado pesada.

Seguro que también te interesa…

Isabel Pantoja cantará en Murcia en el mes de julio

El videoclip de Isabel Pantoja que no te dejará indiferente

A Isabel Pantoja se le vuelve a enamorar el alma en Aranjuez

Así será el regreso de Isabel Pantoja tras cumplir su pena por blanqueo de capitales

Fuente de noticia

No hay comentarios