Compartir

Caribbean Digital

Washington,  (PL) Miles de residentes fueron evacuados o quedaron atrapados en Louisiana, sur de Estados Unidos, debido al embate del ciclón Isaac, que se degradó de huracán a tormenta sin perder mucha fuerza meteorológica.

A través de Arkansas, Alabama, Louisiana y Mississippi 948 mil 564 familias amanecieron este jueves sin servicio de energía eléctrica, luego que la tempestad derribó docenas de árboles e impidió labores de restaño inmediatas.

Como una tormenta tropical con vientos de 73 kilómetros por hora, Isaac se movía esta mañana rumbo norte del río Mississippi dejando una descarga superior a 635 milímetros de agua en el oeste de New Orleans y zonas aledañas.

En la parroquia Washington, en Mississippi, la policía fue puerta por puerta para avisar a los vecinos que las inundaciones previstas desde el río cercano Bogue Chitto marcarían niveles mayores a tres metros.

El paso del fenómeno climático provocó un muerto y más de tres mil desplazados en Louisiana, además de afectaciones a propiedades en Mississippi, Alabama y las regiones de los lagos Pontchartrain y Maurepas.

El presidente Barack Obama declaró estos territorios sureños abatidos por Isaac como zonas de desastre mayor, una disposición federal transitoria que se traduce en un mayor y más rápido envío de auxilios a estos departamentos.

En su recorrido por el Caribe, la tormenta provocó ocho muertos y casi cinco mil desplazados en Haití. Azotó el extremo este de Cuba dejando medio centenar de viviendas dañadas y afectaciones en el servicio energético sobre todo en el municipio Baracoa, de Guantánamo.

La zona estadounidense de la Costa del Golfo no había recibido el impacto de ciclones mayores desde 2008, cuando Dolly, Ike y Gustav batieron con peligro para la región.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios

Deja un comentario...