Compartir
General Miguel Raúl de la Cruz Reyna.

Servicios-Caribbean Digital

SAN PEDRO DE MACORIS. El nombrado Eduardo Jesús Reyes, de 29 años edad y residente en el sector Los Cocco de esta ciudad, fue apresado por miembros del Departamento de Investigaciones de la Comandancia Regional Sureste de la Policía Nacional, vinculado al robo de artefactos en una finca de Hato Mayor.

General Miguel Raúl de la Cruz Reyna.

Julio Andrés Henriquez Silvestre, propietario del inmueble, denunció que desconocidos penetraron al interior de su finca en la madrugada del sábado y sustrajeron de la misma, medio quintal de varilla, tres persianas, varias piezas de una bomba de agua y un foco del interior de un camión.

El general Miguel Raúl de la Cruz Reyna, Comandante Regional Sureste de la Policía Nacional, informó que Eduardo Reyes fue apresado mediante un allanamiento realizado en su vivienda por miembros de la institución, en compañía de la magistrada Kenia Romero.

Por otro lado señaló que se investiga si hubo complicidad en la muerte de una niña de días de nacida, hija de la nombrada Corina Camacho González, (a) Noemí, de 32 años de edad, quien la lanzó a un retrete en la provincia de Hato Mayor. La misma fue sometida a la justicia, acusada de la autora del hecho.

La muerte de la niña ocurrió en el sector Villa Navarro de esa ciudad. Indicó el general De la Cruz Reyna  que la imputada afirmó que lanzó la niña a la letrina, aleladamente porque había nacido muerta.

Sin embargo el diagnostico del doctor Santini Calderón,  médico legista actuante en el caso, indica ahogamiento macerado fetidoe infitema, como la causa del fallecimiento. El cadáver fue remitido al instituto de Ciencias Forense de San Pedro de Macorís, para determinar las causas reales de la muerte.

En otro hecho ocurrido en el día de ayer se informó de la muerte de un nacional haitiano identificado solo como Papo, luego de haber hecho contacto con un cable de alta tención, en un campo de caña del ingenio Angelina

Al momento de levantar el cadáver se le encontró la suma de ciento cuarenta pesos y una mocha, la que se presume hizo el contacto con el cable eléctrico.

De otro lado el General De la Cruz Reyna afirmó que se intensiva la búsqueda de dos desaprensivos que despojaron de un arma de fuego al vigilante Francisco Payán Santana, mientras prestaba servicio en una panadería Pani Pueblo de esta ciudad.

El vigilante privado prestaba servicio en la calle Sánchez No. 99 de esa ciudad, cuando dos personas y uno de ellos armado con una pistola,  lo despojaron del revolver marca Tauro, Cal. 38, serie PJ460349, propiedad de la Cía. Gadosa. Los mismos andaban a bordo de una motocicleta marca  color negro, en la cual emprendieron la huida.

No hay comentarios

Deja un comentario...