Compartir
Archivo.

Fernando Peña

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.– Ha causado revuelo en las Juntas de Vecinos,la Iglesiay los moradores de la zona la comprobación de que los terrenos de áreas verdes y solares del complejo habitacionalLa Villa Olímpicade Santiago están siendo divididos en solares y se lo reparten funcionarios del gobierno y personas que hasta el momento son consideradas invasoras.

Archivo.

La preocupación aumenta, cuando los invasores de las áreas verdes del complejo habitacional construido por el Estado en los juegos centroamericanos y del Caribe, Santiago 86, afirman que tienen autorización del INVI.

Llama la atención además que el INVI en Santiago no ha intervenido para evitar la invasión que afecta al complejo habitacional, donde hay cientos de edificios sin terminar y que ha sido abandonado a su suerte por el gobierno.

La situación afecta las áreas verdes, y a la iglesia que aun esta en inicio de construcción, ya que exactamente delante del solar del templo católico ya han limpiado solares repartidos y a los cuales se les ha comenzado a trabajar con equipos pesados.

El presidente dela Juntade Vecino Ercilia Pepín dela Villa Olímpica, Rafael Campo, expreso su indignación con lo que está sucediendo con las áreas verdes del complejo habitacional, “ellos se reparten las áreas verdes y solares del complejo, mientras nos ponen obstáculo e impiden que el Ayuntamiento nos coloque una verja perimetral en los alrededores de los edificios, para protegernos de los delincuentes y los robos en el sector”.

Mientras que se corre el rumor de que esos terrenos del complejo habitacional deLa Villa Olímpicaha sido vendido por el INVI a un alto funcionario del gobierno, versión que no pudo ser confirmada, por el hermetismo con que se trabaja el asunto.

En la actualidad las oficinas del INVI en Santiago no se han interesado por evitar la invasión, lo que hace suponer que han recibido “ordenes de arriba” para no intervenir.

SE LE HACE DAÑO TAMBIEN AL MEDIO AMBIENTE.

Durante una visita al complejo pudo comprobarse que para abrirse paso y allanar los terrenos invadidos las máquinas están haciendo daño a la ecología del complejo, derribando árboles y tratando de tapar una caña natural que cruza el complejo, lo que es penado por la ley de medio ambiente y también por las leyes forestales.

Sin embargo ningún inspector de los organismos correspondientes se ha presentado al lugar, pese a las denuncias reiteradas.

No hay comentarios

Deja un comentario...