Compartir
Barack Obama. Archivo.

Caribbean Digital

(BBCMundo).- Existen indicios en Washington de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está planificando una acción militar en Siria más amplia de la que ha propuesto públicamente.

Barack Obama. Archivo.
Barack Obama. Archivo.

El general Jack Keane, exsubjefe del Estado Mayor del Ejército, conversó con un grupo de senadores republicanos clave en la Casa Blanca.

Keane le dijo a la BBC que el presidente Obama les había dado a entender a los senadores que el objetivo de la acción militar iría más allá de las armas químicas, si el Congreso aprueba la intervención militar.

“Creo que hay dos cosas fundamentales en lo que va a pasar: él va a disuadir y degradar -y la palabra importante es degradar- significativamente la capacidad militar del régimen de Assad”, le comentó Keane a la BBC.

clicLea también: Israel se prepara para lo peor

¿Cambio de opinión?

“Quienes levantan las acusaciones deben mostrar evidencias. Desafiamos a Estados Unidos y Francia a presentar aunque sea una prueba. (Los presidentes) Obama y Hollande han sido incapaces de hacerlo”

Bashar al Asad, presidente de Siria

El documento que el gobierno de Obama presentó ante el Congreso solicitando autorización para llevar a cabo una intervención militar habla de enviar una “clara señal de la determinación estadounidense” para “disuadir, interrumpir, prevenir y degradar el potencial para el uso futuro de armas químicas u otras armas de destrucción masiva”.

Muchos analistas asumieron que la intervención militar tendría un alcance limitado.

Pero, según el general Keane, los senadores habían sido “alentados por lo que el presidente les ha dicho en cuanto a la escala de la solidez de lo que se propone hacer”.

Keane añadió que además existe un plan para aumentar el apoyo a algunos grupos rebeldes.

El general habló con el periodista de la BBC Justin Webb, que dice que si bien Obama les dijo a los republicanos lo que querían escuchar, ellos pensaban que había habido un cambio de opinión en el corazón de la Casa Blanca.

clicVea toda nuestra cobertura sobre el conflicto en Siria

“Ilógico”

Mientras tanto el presidente sirio, Bashar al Asad, continúa negando ser el responsable del ataque con presuntas armas químicas del 21 de agosto en las afueras de Damasco.

En una entrevista con el diario francés Le Figaro, Al Asad dijo que hubiese sido “ilógico”.

“Quienes levantan las acusaciones deben mostrar evidencias. Desafiamos a Estados Unidos y Francia a presentar aunque sea una prueba. (Los presidentes) Obama y Hollande han sido incapaces de hacerlo”, aseguró el mandatario.

Al Asad advirtió, además, que una acción militar extranjera contra Siria podría dar pie a un conflicto regional de mayor escala.

No hay comentarios

Deja un comentario...