El acuerdo fue firmado por los incumbentes del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS), durante un acto que tuvo lugar en la sede de la Cancillería.
El acuerdo fue firmado por los incumbentes del Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS), durante un acto que tuvo lugar en la sede de la Cancillería.

Santo Domingo.- Con el objetivo de incentivar la inversión extranjera, la creación de empleos y el desarrollo en general del país, el Servicio Exterior reforzará la promoción de la República Dominicana como destino turístico de salud y de retiro de alta calidad, a precios competitivos, entre ciudadanos del mundo aquejados de algún problema médico.

Tal es el propósito del acuerdo que suscribieron este martes el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX) y la Asociación Dominicana de Turismo de la Salud (ADTS), durante un acto que tuvo lugar en la sede de la Cancillería.

En virtud del convenio, las embajadas, consulados y oficinas comerciales acreditados en el exterior apoyarán las actividades que realice la ADTS y, entre otros compromisos,    difundirán la Guía de Turismo de Salud y Bienestar de la República Dominicana, para orientar sobre “los avances médicos y novedades de los servicios y afiliados de la Asociación Dominicana de Turismo de Salud con miras a favorecer que los turistas de salud cuenten con información certera”, explicó el canciller Miguel Vargas.

Al rubricar el documento, junto a Adolfo Alejandro Cambiaso, presidente de la ADTS, Vargas indicó que los agentes diplomáticos y consulares también se encargarán de atraer la colocación de capitales foráneos en esta actividad económica, la cual tiene “un importante efecto transversal en el sistema de salud y en el desarrollo del país, al fomentar la transferencia de tecnologías e inversión extranjera.”

Agregó que tal inversión de recursos en el turismo médico y turismo de retiro permitirá ampliar la capacidad con la que cuenta el país para brindar servicios de salud de clase mundial a precios competitivos.

De forma paralela, redundará en la creación de empleos y la dinamización del sector inmobiliario, puesto que el turismo de salud también impacta la industria de la construcción.

Las partes financiarán las actividades de cooperación a que se refiere el acuerdo con los recursos asignados en sus respectivos presupuestos, sujetos a su disponibilidad.

Fuente de noticia