Compartir

Arranca la última semana del año. Tenemos aun el buen sabor de boca de la Nochebuena en familia y preparamos esta recta final llena de propósitos y ganas de pasar página para iniciar todo lo bueno que nos traiga el uno de enero. A mí me toca un año más acompañar a los espectadores de TVE en las 12 campanadas, algo que me gusta y, por qué no decirlo, disfruto profesionalmente, ya que es una responsabilidad que llevo en equipo. Siempre me pregunto si este año también contarán conmigo porque sé nadie es imprescindible. En estos 12 años ininterrumpidos, he tenido fantásticos compañeros en las lides de presentación, como los de este año, con los que repito, Pepe Rodríguez y Jordi Cruz. Y cómo olvidar a Carlos Sobera o José Mota y, por supuesto, el incombustible maestro y compañero querido Ramón García, que tiene su lugar simbólico en ese balcón, esté o no esté, porque es historia ante ese reloj que cumple siglo y medio este año. Nada es pasajero en ese kilómetro cero en el que todo empieza y también acaba.

Pero antes de que me suba al balcón en la Puerta del Sol, con el jurado de ‘Masterchef’, para empezar el 2017 con toda la fuerza del mundo, tengo una cita con lo ‘raro’. Lo raro y además complicado para muchas familias. Porque uno puede tener sus rarezas, que las tenemos todos, pero cuando la rareza es una patología que dificulta el día a día de la vida de un pequeño, la cosa cambia y mucho.

Las enfermedades raras son protagonistas de la ‘Gala Inocente’ que presentaremos en directo el día 28 Juanma López Iturriaga y yo, junto a Carolina Casado en el centro de llamadas, donde se hará recuento de lo recaudado para que estos niños y sus familias puedan tener algo más de esperanza y facilidades en el tratamiento de las enfermedades que por minoritarias quedan relegadas a un segundo plano en el ámbito de la investigación y ayudas institucionales. Bajo el lema “lo raro es no ayudar”, vamos a pasar una velada inolvidable con las ‘víctimas’ conocidas por todos como Manuel Carrasco, Sergio Scariolo, José Corbacho o el atlético Griezman, entre otros, que demostraran que su alma es igual de inocente que muchos de esos pequeños. Y por si fuera poco, el apoyo e implicación de Cristiano Ronaldo en estas causas. Pero además muchas personas como tú, que año tras año colaboras y haces de la Gala Inocente una noche de compromiso en la televisión pública. Gracias de antemano por colaborar y sumarte a esta iniciativa llena de magia en Navidad.

Una canción para la ocasión…

Un mundo raro’, de Chavela Vargas.

Fuente de noticia

No hay comentarios