Compartir

Por. José A. Toribio

 Especial/Caribbean Digital

 

 

Santiago de los Caballeros, La capital del Cibao, será sede mañana del primer Festival de Música Típica una jornada cultural que duraras 3 días, donde los mejores exponente del Merengue de tierra adentro estarán dándose citas por en la explanada del Monumento a los Héroes de la Restauración.tipico

Este festival, tiene dentro de sus objetivos llevar a la población, de manera gratuita formación y entretenimiento, artísticos entre los que se destacan Fefita La Grande, Francisco Ulloa, María Diaz, Mery Hernández, Banda Libre, Banda Real , Yovanny Polanco, El Prodigio,  Urbanda, Wilman Peña, Robert Liriano y Nicol Peña, representantes de la vieja guardia y de la  nueva generación, quienes actuarán en  conciertos pautados para viernes 19, Sabado 20 y Domingo 21 de abril, en en la explanada del Monumento a los Héroes de la Restauración. en shows completos, llenos de luces, escenografías, y efectos especiales.

Los Santiagueros tendrán la oportunidad de durar tres días escuchados música típica.

 

Marino Gutiérrez, productor general, informó que este festival tiene dentro de sus objetivos llevar a la población, de manera gratuita, formación y entretenimiento, con el análisis de diversos temas culturales y la presentación de los principales grupos artísticos.

El festival de música típica tiene como objetivó mantener viva la música de tierra adentro, la cual está teniendo un ritmo desequilibrado en la actualidad.

En ese mismo orden El famoso empresario artístico Rolando Disco Light, mejor conocido como ´el estratega´ quien es uno de los organizadores de los eventos, manifestó que el festival de música típica será un evento apoteósico, ya que las expectativas son muy buenas.

 

La producción y coordinación general está a cargo de la firma INHOUSE PRODUCTIONS.

 

Historia

 

Música típica

 

Si la verdadera canción campesina es la música folclórica, a esta representación urbana a partir de la década de 1920 se le conoció entonces como música típica.

Nació por la necesidad y el afán de llevar el folclor de la zona central a los contextos del espectáculo en la ciudad: a las radios, a las boites y a los restaurantes.

Esta estilización del cancionero, principalmente de tonadas, fue el eje central de una naciente industria discográfica en los años ’30 y quedó en manos de una serie de grupos formados por profesionales, muchas veces sin oficio musical, que tomaron el repertorio del campo chileno para luego depurarlo en cuanto a sonido y a puesta en escena.

Los cuartetos de huasos fueron los primeros exponentes de esta línea, que no tardó en abrirse a la solista femenina estelar y al desarrollo de un cancionero de nuevos autores urbanos.

No hay comentarios

Deja un comentario...