Compartir

Rose Mary Santana

Especial/Caribbean Digital

Miami, Florida.—Los niveles de censura para la prensa en América Latina, alcanzaron sus más altas cifras tras el regreso de la democracia en la región hace unos 30 años, conforme al más reciente informe del Comité para la Protección de los Periodistas y dado a conocer este miércoles en su informe titulado “Ataques a la prensa en 2010: Análisis de Américas”.

El CPJ, conocido por su siglas en inglés, sostiene que “hubo un aumento significativo de los casos de censura en todo el continente, ya sea por censura judicial, la violencia del crimen organizado o por la presión del Estado en países del hemisferio”, según dijo el coordinador senior del programa de las Américas para el Comité para Protección de Periodistas, Carlos Lauría.

En dicho informe, la organización hizo un balance global sobre el estado de la libertad de prensa, mencionó a 44 periodistas muertos en el ejercicio de la profesión y 145 encarcelados en 2010. Lauría asegura que la cifra de periodistas en prisión es el mayor número en los últimos 15 años. Desde 1992, 850 profesionales fueron asesinados y el 60 por ciento de las víctimas cubrían asuntos ligados a la política”, conforme al funcionario del CPJ.

Crímenes sin resolver

Un total de unos 545 crímenes contra periodistas continúan aún pendientes de resolverse ante la justicia, según detalla un reportaje publicado por el sitio de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su nombre en portugués).

“Aunque la censura no llega a los niveles alcanzados en la era de las dictaduras militares, cuando numerosos periodistas eran ‘desaparecidos’ y las fuerzas armadas dictaban qué podía informarse, su resurgimiento es sumamente preocupante”, enfatizó el informe.

Amenazas del narcotráfico

Sostiene el CPJ que la situación es particularmente preocupante en México y Honduras, donde 10 y 9 periodistas fueron asesinados, respectivamente, el año pasado. En México, los riesgos que corren los periodistas son equivalentes a los de zonas de guerra como Irak o Somalia, dijo Vanguardia citando el reporte. Los motivos son las crecientes amenazas e “intensas presiones” sobre la prensa de parte de grupos del crimen organizado relacionados con el tráfico de drogas.

El informe además sostiene que “en vastas áreas de México y Honduras, que están fuera del control de las autoridades, los periodistas están ejerciendo autocensura sobre temas esenciales como el crimen y la corrupción por temor a convertirse en blanco de represalias”.

Añade que “los periodistas se han visto obligados a escribir lo que los criminales ordenan o simplemente han dejado de informar”, dijo Lauría, citado por CNN.

Casos en Venezuela, Ecuador y Brasil

El informe del Comité para Protección a los Periodistas, cita además a Venezuela y Ecuador como ejemplos negativos debido a las constantes presiones del Estado sobre los medios, indica el organismo.

El principal problema en relación a Brasil, es la censura judicial, aunque hay otros problemas, como la presión política sobre medios de comunicación y las amenazas del crimen organizado, “sobre todo de traficantes de droga”, dijo Lauría a Folha.

Censura a Google

De acuerdo con el reporte del CPJ, en el primer semestre del año 2010, Google, registró 398 solicitudes de parte de autoridades brasileñas para remover contenidos de sus páginas. El coordinador del programa de las Américas del CPJ afirmó que la censura judicial es un gran obstáculo al trabajo periodístico en Brasil.

Estas acciones pusieron a Brasil a la cabeza de los países que imponen más censura a los sitios de búsqueda de contenidos, dijo el Portal Imprensa. El segundo en la lista, Libia, tiene la mitad de los casos.

Otro caso de interés en relación a la censura para la prensa, es el hecho de que en los días previos a las elecciones de octubre pasado, los jueces brasileños emitieron 21 órdenes de censura, según el informe y basado en datos del Centro Knight para el Periodismo en las Américas de la Universidad de Texas en Austin.

Este información ha sido ampliamente destacada por el blog del Centro Knight de Periodismo para las Américas de la Universidad de Texas en Austin, el cual es financiado por la John S. and James L. Knight Foundation, para beneficio de miles de periodistas a nivel mundial.

Sobre el CPJ

El CPJ es una organización independiente, sin fines de lucro, fundada en 1981 y con sede en Nueva York. Es dirigida por 25 periodistas y financiada por donaciones de fundaciones, empresas e individuos.

No hay comentarios