Por Domingo Hernández
No cabe dudas,  de que la celebración de la próxima Serie del Caribe, a celebrarse en Panamá, del 4 al 10 del presente mes, ha debido enfrentar múltiples inconvenientes.
El más difícil, sin quizás, fue el relativo a la sede, en razón de lo ocurrido con Venezuela. No obstante, cuando se cree que todo está prácticamente listo, ahora surge el caso de el monto que tradicionalmente se le paga a los equipos campeones y subcampeones.
Ocurre que por razones de circunstancias, en cierto modo entendible, esa cantidad que reciben los conjuntos finalistas, sería menor que la habitual, según informes.
Y es ahí, precisamente, en donde se dice que “está el tranque”. Los jugadores no estarían de acuerdo en ese sentido y al parecer demandan el pago completo.
Es cierto que los peloteros no tienen culpa de lo sucedido. No obstante, lo ideal sería que las partes flexibilicen posiciones y, finalmente,  logren llegar a un acuerdo al respecto. Confiamos, pues, en que la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe y su diligente presidente, el dominicano Juan Francisco Puello Herrera, habrán de superar este escollo que, se supone, sería el último con miras al montaje del tradicional certamen.
El mercado…
Cuando todavía las dos principales estrellas de la agencia libre en el béisbol de las Grandes Ligas -el dominicano Manny Machado y el norteamericano Bryce Harper- no han podido firmar un pacto con ninguno de los equipos, ¿Se imaginan ustedes, que pasará con el resto de jugadores que integran este grupo…?
En definitiva el mercado ha estado batante “cerrado” si cabría el término. Los días pasan y la situación se torna cada vez más difícil para que los agentes libres logren encontrar trabajo.
De hecho, esa parece ser la corriente que se ha presentado en los últimos tiempos, pues, el año pasado, algunos jugadores fueron firmados después de iniciada la temporada.
Y, sin querer ser pesimistas, la venidera campaña da la impresión de que no será la excepción.
Sólo vasta observar que, de un total de 217 agentes libres, hasta la fecha mucho menos de 90 han podido ser firmados.
Esta triste realidad afecta, incluso, a varios dominicanos, buena parte de ellos veteranos.
En ese orden, cabe citar a jugadores como: José Bautista, Bartolo Colón, Francisco Liriano, Ervin Santana, Hanley Ramírez, José Reyes y Melky Cabrera, entre otros.
A excepción de Cabrera, la gran mayoría de ellos ronda los 35 años o supera esa edad. Esto, lógicamente, complica su situación.
Se recuerda,inclusive, que el año pasado, hombres como Bautista y Cabrera, lograron pactar después de haber iniciado la temporada. No obstante, pese a que resta menos de un mes para iniciar los entrenamientos para receptores y lanzadores, lo más prudente será esperar. A lo mejor las circunstancias que se observan de pronto dan un giro positivo y el grueso de desempleados, al fin, logre encontrar trabajo. Es lo más saludable y justo. Hay que tener fe, es lo último que se pierde.PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: En 1971, en la Serie del Caribe que ganaron los Tigres del Licey, en Puerto Rico, Manuel Mota fue mánager campeón. Pero, además, fue escogido como El Más Valioso y terminó como  líder en bate, tras concluir con el astronómico average de 579. !Suena la campana!!Climmp!

Deja un comentario...