Compartir

Servicios/Caribbean Digital

RÍO SAN JUAN, República Dominicana.- Desconocidos incendiaron las oficinas de Edenorte en este municipio, en un acto que según dijeron manifestantes, en la muestra de que ya están hastiados de los abusos que vienen cometiendo la empresa eléctrica con sus usuarios.

El incendio del pasado miércoles fue el inicio de una serie de manifestaciones que en estos momentos se vienen realizando en el pueblo ante las largas tandas de apagones y la alta factura eléctrica a lo que los ha sometido la empresa.

La mayoría de los barrios más populosos de este municipio no tienen energía eléctrica desde el pasado viernes.
De inmediato agentes policiales de Nagua llegaron al pueblo para enfrentar a los manifestantes, quienes respondieron con piedras a los agentes que disparaban bombas y cartuchos.

Varios neumáticos fueron incendiados frente al local de Edenorte, ubicado en la calle Doctor Virgilio García casi esquina Duarte, y cuando los bomberos llegaron para tratar de apagarlos fueron recibidos a pedradas por los manifestantes, obligándolos a abandonar el lugar deforma despavorida.

Escenas similares se vivieron en las dos salidas y entradas del pueblo, las cuales fueron cerradas con neumáticos incendiados por los manifestantes.

El ambiente de disturbios obligó a los comerciantes de las principales arterias comerciales a cerrar las puestas de sus negocios.

Los pobladores dicen que están cansados de pagar altas sumas de dinero por nada. “Estamos “jartos”. Hoy por fin los hombres de este pueblo se pusieron los pantalones y no vamos a parar hasta que Edenorte no nos respete”, dijo uno de los manifestantes.

Desde hace varios meses los residentes de Río San Juan se vienen quejando de los constantes apagones a los que los tiene sometidos Edenorte, los cuales según dicen constantemente superan las 10 horas y a veces pasan los tres días, y cuando la mandan en el alto o bajo voltaje, dañando sus electrodomésticos.

También se quejan del poco servicio de mantenimiento que ofrece, y citaron el caso de unos cables de alta tensión que tiene más de tres meses tirado en un solar cercano a una escuela primaria en Arroyo Grande, situación que los lugares han pedido resolver a las autoridades de Edenorte, ya que es producto de un poste que está apunto de caer por su gran deterioro, pero que hasta el momento no se ha hecho nada.

Advirtieron del peligro que representan los cables, ya que por ahí pasan los niños cuando salen y van para la escuela.

Denunciaron que muestra de ese peligro es que recientemente se electrocutaron de tres vacas que hicieron contacto con los referidos cables. Ese hecho sucedió el pasado lunes y hasta el momento ningún representante de Edenorte se ha presentado a la zona, a pesar de que los afectados han ido en varias ocasiones a informar sobre el caso.

No hay comentarios

Deja un comentario...