Compartir
Monumento a los Héroes de la Restauración, símbolo de la ciudad de Santiago.

Servicios/Caribbean Digital

Santiago-.  La Fundación Ecología y Salud Inc., presentó su programa de Prevención del Trabajo Infantil en el barrio Santa Lucía de Cienfuegos, Santiago, R.D., el día 2 del mes en curso, con la presencia de directivos, voluntarios y los niños que se benefician del mismo.

 Monumento a los Héroes de la Restauración, símbolo de la ciudad de Santiago.
Monumento a los Héroes de la Restauración, símbolo de la ciudad de Santiago.

El programa se desarrolla hace varios años y da comida todos los días a unos 70 niños, que se quedan recibiendo clases después de comer, como una opción para evitar que vayan al basurero de Rafey a realizar una labor que ha sido calificada como una de las peores formas de trabajo infantil por la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

La institución presentó el programa en el nuevo local que construyó en la calle Principal del barrio Santa Lucía, los niños disfrutaron de brindis y la participación del Payaso Payamin .

Este programa tiene por objetivo evitar que los niños vayan al basurero y la Fundación Ecología y Salud lamentó que no hayan muchas instituciones dedicadas a esta tarea, pues este mal hace mucho daño a los menores y les roba la oportunidad de estudiar creando un camino fácil para la pobreza y las desigualdades sociales.

Lo peor de todo es que estas acciones son dirigidas por adultos que sacan grandes beneficios económicos a expensas del trabajo de los menores, creando las condiciones para que se deteriore la salud, la dignidad y la vida de los niños.

En la República Dominicana, según la encuesta En Hogar, publicada en el año 2011, trabajan 381 mil niños, niñas y adolescentes y el 80 por ciento realiza labores que no son aptas para sus edades y más de la mitad (212,754) se dedica a actividades peligrosas.  Sin embargo, la legislación dominicana vigente prohíbe el trabajo a los que tienen menos de 14 años.

Trabajo infantil y salud.

Los niños que son sometidos al trabajo y más a las peores formas de trabajo infantil –como ir al basurero de Rafey- sufren de discriminación, depresión, enfermedades transmisibles, drogadicción y tienden a ser delincuentes juveniles con mayor frecuencia que los demás.  Tienen más riesgos de deserción escolar y analfabetismo.  La vulnerabilidad para estos males es más alta para las niñas.  Además de todo esto les arrebatamos la oportunidad de disfrutar su niñez y les quitamos la posibilidad de jugar, sometiéndolos a un estilo de vida para el que no están preparados a nivel biológico, social ni mental.

La Fundación Ecología y Salud Inc., espera contribuir para que estos niños rompan el ciclo y puedan en el futuro, con su aprendizaje, responder a los retos de la sociedad en que les toque vivir.

No hay comentarios