Compartir
José Cristino Rodríguez, junto a su familia y los abogados que le acompañarán hace el corte de la cinta para dejar inaugurado el local.

Por Ignacio Márquez y Rafael Pujols

Especial/Caribbean Digital

 José Cristino Rodríguez se graduó de Licenciado en Derecho en 1992 enla Universidad Tecnológicade Santiago (UTESA), donde en la actualidad imparte docencia de Derecho Laboral y Derecho Comercial, y además tiene una maestría en Derecho Societario de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago (PUCMM).

MAO.-Justo al cumplir 20 años de haberse graduado, el licenciado José Cristino Rodríguez convirtió en realidad el sueño de ofrecer sus servicios profesionales en un local propio.

José Cristino Rodríguez, junto a su familia y los abogados que le acompañarán hace el corte de la cinta para dejar inaugurado el local.

Se trata de un edificio de dos niveles ubicado en la calle Emilio Arté número 34, próximo al Parque Amado Franco Bido, en el centro de esta ciudad de Mao, que fue inaugurado durante un sencillo acto con la presencia de familiares, amigos y relacionados.

El Bufete Jurídico Lic. José Cristino Rodríguez, nombre que identifica la nueva edificación, fue bendecido por el sacerdote Enriquillo Núñez, quien felicitó al reconocido abogado por los logros alcanzados y expresó palabras de estímulo para el personal de la oficina y sus clientes.

El establecimiento, desde donde se continuará ofreciendo servicios profesionales de derecho en asuntos penales, civiles, laborales, societarios, inmobiliario y otras materias, cuenta con cuatro oficinas, sala de espera, varios baños y la biblioteca jurídica más completa de la región noroeste y el Cibao.

En su discurso inaugural, el licenciado José Cristino Rodríguez, agradeció la presencia de sus invitados, a quienes dedicó palabras de elogio y gratitud, y a la vez expresó satisfacción y agradecimiento a Dios por haberle permitido, 20 años después de investirse como profesional del Derecho “convertir en realidad el gran sueño de un local propio”.

Sostuvo que está en deuda con el pueblo de Mao y toda la gente que ha confiado en su trabajo, especialmente con aquellos que le apoyaron al salir de las aulas universitarias, entre los que resaltó al empresario Gregorio Castillo y la también abogada Argentina Rodríguez de Ferreira, quienes abrieron las puertas de sus oficinas para permitirle iniciar su carrera.

El abogado, considerado como un consagrado estudioso del Derecho, reiteró su compromiso de seguir trabajando con apego a la dignidad y preservar el amor a los estudios, tal como prometiera por escrito a su madre Beatriz Rodríguez, en la dedicatoria de la monografía que presentó para optar por el título de licenciado en derecho hace 20 años.

Rodríguez dijo que en su bufete jurídico, junto a los abogados que lo integran, Eduardo Torres, Aurelio Almonte R., Fausto Taveras e Ignacio Márquez, “el apego a la dignidad y el amor a los estudios”, son las palabras claves de trabajo a favor de la clientela, a la que se ofrece servicios con lealtad, respeto y ética profesional.

Además de su dedicación al estudio, José Cristino Rodríguez atribuyó gran parte de su éxito en el derecho, a que siempre ha sabido mantener el respeto y la consideración hacia sus colegas abogados, lo mismo que ha sido responsable y dedicado “en cuerpo y alma” a las causas de las personas e instituciones que le confían sus intereses para que las represente en justicia.

Durante el acto de inauguración del nuevo local estuvieron presentes algunos familiares, amigos y abogados con vínculos al bufete, entre los que figuran Bienvenido Hilario Bernard, Anny Peralta, Jhoana Peralta y Basilio Guzmán, entre otros.

Al final del acto, que fue clausurado con unas emotivas palabras del empresario Gregorio Castillo, los presentes visitaron la biblioteca y demás áreas del edificio, y degustaron de un brindis preparado para la ocasión.

 

No hay comentarios

Deja un comentario...