Compartir
Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio. Archivo
POR NARCISO PEREZ
 Especial/Caribbean Digital
 
SANTIAGO.-Con la asistencia de miles de fieles a sus templos, la Iglesia Católica inició el pasado miércoles de Ceniza, la Cuaresma, un período penitencial que concluye el día de Resurección o Fiesta de Pascua, después de la Semana Santa o Semana Mayor, en abril próximo.

Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio. Archivo
Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio. Archivo
En el santuario Nuestra Señora de la Altagracia, ubicado en la calle Del Sol esquina Luperón, fueron celebradas cuatro eucaristías desde las seis y media de la mañana hasta las 8 de la noche, donde miles de personas de todas las edades recibieron la ceniza bendecida por los sacerdotes ofriciantes de cada acto religioso.
Mientras que el ARzobispo Metropolintano, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, resaltó la importancia de este período, donde dijo que debe servir para la reconciliación de los cristianos con su Padre Celestial, pero al mismo tiempo para la caridad y la limosna.
Refirió que Cuaresma es un llamado a la conversión de las personas, a cambiar de modo de vida de cada persona.
A todos los templos católicos asistieron miles de personas para iniciar la Cuaresma, pero los centros donde más se notó la afluencia de público fueron la iglesia la Altagracia, la Catedral Santiago Apóstol, el centro de oración Casa de Emaús, y otras parroquias barriales.
La Cuaresma concluye con la Semana Santa, en el mes de abril,con el domingo de Resurección.

No hay comentarios

Deja un comentario...