Compartir
Carlos Fondeur, José Rafael Mera, Carlos S. Fondeur, Raquel Mera y Ricardo Fondeur.

Servicios/Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD./En ocasión de conmemorarse el 50 aniversario de su fundación de Hoyo de Lima Industrial, sus ejecutivos,  empleados  y allegados participaron de una misa oficiada por el  Obispo Monseñor Benito de la Rosa y Carpio en la catedral Santiago Apóstol.

Carlos Fondeur, José Rafael Mera, Carlos S. Fondeur, Raquel Mera y Ricardo Fondeur.

 

El presidente de la empresa, el empresario Carlos Fondeur, destacó los aportes hechos  en este  medio siglo de trabajo para suplir la demanda de los sectores que consumen sus productos en el área de la construcción.

“Hace más de 50 años, con la caída de la dictadura, unos jóvenes recién graduados de ingeniería, con muchas aspiraciones de progreso y visualizando un amplio futuro en su país, deciden unirse con la finalidad de desarrollar proyectos y abrirse campo en el sector de las construcciones públicas y privadas”, destacó.

Y agrega que es a  partir de entonces que los proyectos diseñados y ejecutados fueron realizados bajo la firma Mera, Muñoz & Fondeur, la cual fue reconocida de inmediato con la asignación de obras de grandes dimensiones.

Recordó que fue así como en 1962 decidieron  crear una empresa para producir los materiales de construcción que requerían sus obras y para eso registraron una nueva firma comercial denominada Hoyo de Lima Industrial, C por A. para la compra y venta en el país de cemento, arena, blocks de hormigón, tubos de hormigón, blocks decorativos, entre otras.

“Estos jóvenes desarrollistas no podían saber que luego de 50 años de articulación entre instituciones y personas, de muy buenos tiempos y de otros difíciles, de logros alcanzados bajo altos riesgos llegarían a esta fecha, siendo la empresa constructora de más larga data del país”, expuso.

Agradeció a sus clientes y al personal por su compromiso y apoyo, al tiempo que los exhortó a seguir siendo fieles a sus principios y compromisos., “vemos un futuro inmediato retador que nos inspira a seguir contribuyendo con el proceso de reorientar el país por un camino más justo, más eficiente sosteniendo el adecuado ritmo de desarrollo”.

Destacadas personalidades acudieron a la catedral Santiago Apóstol, para junto a los ejecutivos y empleados de la  empresa, agradecer a Dios por el éxito alcanzado durante sus 50 años de labor.  La ocasión fue propicia para reconocer  su labor y los beneficios aportados.

No hay comentarios