Compartir
El doctor Sócrates Castillo habla a feligreses del Centro Cristiano Palabra de Dios sobre la prevención de drogas.

Servicios/Caribbean Digital

El Hospital Marcelino Vélez Santana inició, a través de las iglesias, un amplio programa de prevención del consumo y tráfico de drogas en los diferentes barrios de Herrera, considerado una seria amenaza para la juventud de este sector.

El doctor Sócrates Castillo habla a feligreses del Centro Cristiano Palabra de Dios sobre la prevención de drogas.
El doctor Sócrates Castillo habla a feligreses del Centro Cristiano Palabra de Dios sobre la prevención de drogas.

El programa se inició en el “Centro Cristiano Palabra de Vida”, del barrio Buenos Aires,  con una charla a cargo del doctor Sócrates Castillo, médico psiquiatra e internista, con sub-especialidad en adicciones, en Estados Unidos, y abarcará otros centros religiosos, escuelas, colegios, clubes culturales y deportivos, así como organizaciones comunitarias.

“El problema de las drogas comienza por la disfuncionalidad  familiar, y no hay nadie más cerca de la familia que las iglesias, todas.  Hay jóvenes que uno no los localiza en las escuelas, pero sí los localiza a veces en las iglesias, y a los padres. Y yo creo que no hay mejor sitio por donde comenzar este provecto que por las iglesias”, expresó el doctor Castillo.

El especialista dijo que las iglesias y las escuelas deben ser el eje fundamental de este esfuerzo, y citó como ejemplo la experiencia que vivió en el Bronx, Nueva York, donde trabajó con iglesias cristianas en un programa exitoso de prevención de drogas.

“Nosotros tenemos la intención de llevar este mensaje a lo más profundo de los barrios aledaños a nuestro hospital, que es la intención del señor director, y sabemos que esto se va a replicar en otras áreas de la ciudad, porque no hay forma de disminuir el uso de drogas sin mirar a lo preventivo, a educar a los jóvenes, a los padres, amigos de la escuela, a los líderes comunitarios, a todos los que trabajan con la juventud, que es la población más afectada por las drogas”, explicó.

Refiriéndose a las drogas, el doctor Castillo afirmó que después del terrorismo, estas son la principal amenaza, porque van dirigidas a diezmar el futuro de la sociedad, que es la juventud, y señaló que la mayor incidencia está concentrada en jóvenes de entre 18 y 35 años.

“Y el interés de nosotros es que en lo que el Ministerio de Educación integra las adicciones como enseñanza básica en los niños, nosotros vayamos peinando los barrios en materia de prevención,  de modo que los padres sepan cuáles son los signos de alarma que indiquen que sus hijos están usando drogas, y que los jóvenes sepan que las drogas hacen daño”, apuntó.

Por su lado, el reverendo Inocencio Vargas, pastor  del centro cristiano, consideró de trascendental importancia la iniciativa del Hospital Marcelino Vélez Santana, y señaló que desde las iglesias se podrá desarrollar un efectivo trabajo preventivo hacia la comunidad.

“Si tú quieres que un trabajo sea efectivo ponlo en manos de las iglesias o de las entidades comunitarias, que son las que conocen la realidad que vive día a día el sector.  El problema es grave, como en todos los barrios, unos  más que otros”, pero aquí el Buenos Aires, de Herrera, es grave”, expresó  el pastor.

El programa es dirigido por la Dirección General del hospital, a través del departamento de Servicios Sociales, que dirige la licenciada Arelis García Jiménez.

A la charla asistieron miembros de la congregación, padres, jóvenes, dirigentes comunitarios y estudiantes del sector.

No hay comentarios