Compartir
Dr. Sócrates Castillo.

Servicios/Caribbean Digital

Las autoridades del Hospital Marcelino Vélez  Santana se proponen involucrar las escuelas, colegios, iglesias, clubes culturales, organizaciones comunitarias y otras entidades sociales de Herrera en los esfuerzos por prevenir el consumo y tráfico de drogas en  niños y adolescentes, considerado uno de los graves problemas que amenazan a esta sociedad.

Dr. Sócrates Castillo.
Dr. Sócrates Castillo.

Con tal propósito, la Dirección del hospital contrató los servicios del doctor Sócrates Castillo,  un médico psiquiatra dominicano preparado en Estados Unidos, para llevar charlas a esas entidades en torno a este problema, según informó el director general del centro, general de brigada médico neurólogo, doctor Luis Danilo Pichardo Matos.

“La finalidad de esto es que los niños y los adolescentes conozcan cuales son las formas que utilizan las personas que venden o consumen drogas, cuales son las sintomatologías que presentan esas personas y la conducta del adicto a las drogas cuando las necesita”, explicó.

Indicó que estas orientaciones permitirán que los profesores, pastores de las iglesias, así como a los dirigentes de las organizaciones sociales, deportivas, culturales y comunitarias estén atentos ante la conducta que presenten esos niños y adolescentes, para que tomen las medidas de lugar.

Pichardo Matos dijo que esta acción forma parte de las promesas que hizo a la comunidad de Herrera cuando asumió la Dirección de este centro de salud y contribuirá a fortalecer el programa “Educando con Marvesa”, mediante el cual se lleva orientación a esa población.

El doctor Castillo explicó que el propósito de estas charlas es acercar el hospital a la comunidad y llevar educación básica sobre el uso y abuso de sustancias legales como el alcohol y la nicotina, así como las ilegales, entre las que citó la marihuana, la cocaína, el crack y otras.

“Es bien sabido la alta incidencia del uso y abuso de estas drogas en los adolecentes y adultos jóvenes, que es la que mayormente es afectada, y el propósito de nosotros es ayudar a los padres de los niños, a los educadores,  los líderes comunitarios, religiosos y dirigentes de clubes a enfrentar el problema”, explicó el especialista.

“El propósito de nosotros es que las comunidades se empoderen y nos permitan darle una orientación altamente científica sobre el problema”, apuntó el doctor Castillo, quien es, además, médico internista y tiene una subespecialidad en adicciones.

Señaló que las orientaciones estarán dirigidas a niños y adolescentes de entre 12 y 18 años, así como a adultos jóvenes de hasta 31 años, que son los más susceptibles de que su cerebro sea afectado por el consumo de drogas.

No hay comentarios

Deja un comentario...