Compartir

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- Guillermo Martínez Pérez, quien el pasado domingo mató a golpes con un block a su ex concubina Ángela Lora Almonte, dijo que no se arrepiente de haber cometido el crimen y aseguró que lo hizo para que ella, la víctima, “respetara a los hombres”.

“La maté porque ella se lo merecía; se burlaba de mí y me hablaba mentiras¨, alegó sin inmutarse el homicida al ser entrevistado por periodistas en el Comando Regional Cibao Central de la Policía cuando iba a ser llevado al Palacio de Justicia.

Narró que la golpeó “unas siete veces en la cabeza con un block”  en la residencia donde él vivía en el sector El Fradén, de Las Canelas, Santiago, vivienda que posteriormente fue quemada por desconocidos.

“Si vuelve a nacer, vuelvo y la mato, porque a los hombres se les respeta¨, dijo calmadamente Martínez Pérez, de 30 años de edad. Sostuvo que le había dicho en varias ocasiones que le dijera la verdad de que si tenía otro hombre como marido, a lo que ella siempre le dijo que no.

Sin embargo, añadió que posteriormente descubrió que la víctima mantenía una relación sentimental con el hermano de la dueña de la vivienda donde ella trabajaba.

“No, no me arrepiente de haberla matado a esa ¨perra¨, y si vuelve a nacer vuelvo y la mato”, reiteró Guillermo Martínez Pérez, quien esta mañana fue sometido a la justicia por la Policía Nacional.

Reveló que el asesinato de su ex pareja lo tenía planeado cometer el pasado 26 de Febrero, pero que por circunstancias que no explicó no lo llevó a cabo ese día.

El homicida dijo que llevaba cinco meses separado de la víctima y que no habían procreado hijos.

El asesinato de Ángela Lora Almonte, de 40 años de edad, a manos de su ex pareja consternó a los residentes de la comunidad de Las Canelas.

Los moradores reclamaban a los agentes policiales que lo apresaron que le entregaran a los asesinos  para lincharlo. En tanto que familiares, vecinos y amigos pidieron que se haga justicia en el caso.

No hay comentarios