Compartir

Caribbean Digital

Santiago de Chile,  (PL) Diversas organizaciones sociales acudieron este martes al monumento a Salvador Allende frente al palacio de La Moneda, con llamados al pueblo chileno para que evite el resurgimiento del fascismo.

Representantes de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), y de los Ejecutados Políticos, de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), de Comando de Exonerados de las Fuerzas Armadas, del Colegio de Profesores, de los estudiantes y de partidos políticos como el Comunista, Allendista y los socialistas, entre otros, rindieron tributo a Allende.

En uno de los discursos más aplaudidos, la presidenta de la AFDD, Lorena Pizarro, exclamó que dolía el alma al ver como hasta hoy se persigue al pueblo, y cómo se empiezan a asumir conductas terroristas por parte del gobierno.

“Vemos cómo en las comisaría el abuso a menores ya se está volviendo una costumbre, vemos cómo en las manifestaciones callejeras nuevamente autos civiles detienen y secuestran por horas niños y niñas. Nos indigna y nos duele porque esencialmente somos defensores de la vida y de la dignidad”, expresó Pizarro.

La activista dijo sentir indignación también al ver los accesos a La Moneda enrejados, en alusión a las vallas de metal colocadas por la policía de Carabineros en los accesos al palacio de gobierno, y el depliegue de efectivos antimotines en los alrededores.

“No quieren que se muestre a este pueblo que, a pesar del dolor, que a pesar de la persecución, que a pesar de la pobreza y de la injusticia social, la conciencia se levanta y dice: aquí estamos para rendir tributo al más grande, noble y digno presidente que ha tenido nuestro país”, enfatizó.

Y no está lejano el día -apostilló- en que esas rejas tendrán que salir de ahí, para permitirle al pueblo chileno avanzar libre por las Alamedas, y rendir el justo homenaje que merece Salvador Allende.

Por su parte el excoronel Pedro Guerrero, del Comando de los Exonerados Políticos, recordó cómo los miembros de las Fuerzas Armadas que no se sumaron al golpe fueron perseguidos.

El 11 de septiembre de 1973 “nació un proceso de desintegración del orden político y democrático de la nación, donde no se respetó la Constitución de 1925, dejándola sin efecto, al igual que al Congreso y los tribunales de justicia”, recordó el exmilitar.

Para anular la acción de los tribunales, se establecieron los Consejos de Guerra, de los cuales todos los miembros del comando hemos sido víctimas.

En la base del monumento, donde se puede leer la frase de Allende “tengo fe en Chile y en su destino”, fueron colocados coronas de flores a nombre de las diversas organizaciones sociales.

Simultáneamente fueron entonados canciones alegóricas a los hechos, himnos de las organizaciones y pronunciados espontáneos discursos de asistentes.

Con los brazos en alto, miembros de la CUT repetían una y otra vez: “compañero Salvador Allende, ahora y siempre”.

Líderes de la juventud comunista, con su secretaria general al frente, Karol Cariola; y la vicepresidenta de la Confederación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo, también rindieron homenaje a las víctimas del golpe de Estado, y en fecha tan significativa como esta prometieron ser consecuentes con el ideario de justicia social de Allende.

“Su legado está más presente que nunca, y las bases de su proyecto son retomadas por los movimientos sociales”, expresó Cariola.

Durante la dictadura militar más de 40 mil personas fueron desaparecidas, ejecutadas o torturadas, según informes oficiales.

Fuente: Prensa Latina

No hay comentarios