Compartir
Sede de la Policía en Santiago. Archivo.

Pedro Jiménez

Especial/Caribbean Digital

El hecho ocurrió porque una de las víctimas no concluyó el acto sexual por el cual el homicida había pagado por adelantado.

SANTIAGO.-Molesto porque no concluyó el acto sexual por el cual había adelantado, un comerciante asesinó la noche de este martes a machetazos a dos lesbianas en el sector Pekín, zona Sur, de Santiago, informó la Policía Nacional.

Las Occisas fueron identificadas como Ámbar Taína Mejía Tapia, de 27 años de edad, y Yanelis María Rodríguez Morel, de 22, ambas residían en La Pensión Díaz, ubicada en la calle Lucas Díaz, del referido sector.

Al examinar el médico forense los cadáveres de las dos mujeres en presencia del Magistrado fiscal certifico sus muertes a causa de presentar la primera recibió cinco heridas cortos penetrantes en el tórax y abdomen, la segunda dos también cortos penetrantes en uno de sus brazos y en la región dorsal.

Según el informe policial, antes de morir la joven Rodríguez Morel declaró  que  se las heridas se las infirió el nombrado Elías Luis Díaz, de 63 años de edad, comerciante, residente en la calle 29 No. 58, 4to. Nivel, sector Pekín, Santiago, con un machete tipo colín, de unas 16 pulgadas de largo con el mango color blanco.

Añadió que el hecho ocurrió en momento que el victimario se encontraba en su residencia sosteniendo relaciones sexuales con Ambar Taína, una de las occisas, y en ese instante ella se presentara, que también llevaba una relación sentimental con AMBAR.

Yanelis María hizo que Ambar Taína abordara una passola que conducía y la llevó hasta la calle Lucas de Peña, lo que molestó al victimario, quien al ver la acción  le dio seguimiento a bordo de la passola marca X Fox 150 de color rojo, armado del colín.

El homicida las localizó en la referida calle donde él le reclamaba que por AMBAR TAINA MEJIA TAPIA no concluyo el acto sexual por el cual había pagado, siendo en esa circunstancias que se originó una acalorada discusión que dio como resultado el hecho de sangre, que consternó a los moradores del sector Pekín, de Santiago.

Al lugar del hecho se presentaron los miembros de la Policía Científica, quienes tomaron varias fotografías y colectaron como evidencia, el arma homicida. Cadáveres fueron trasladados al Instituto Nacional de Ciencias Forense (Inacif)

 

No hay comentarios